Discapacitados critican a la MTA por falta de traductores

Organizaciones cuestionan el fracaso de la MTA para proveer intérpretes y material traducido a deshabilitados y ancianos con limitado inglés

AAR ofrece asistencia de transporte compartido a personas discapacitadass.
AAR ofrece asistencia de transporte compartido a personas discapacitadass.
Foto: Zaira Cortés / EDLP

Nueva York — Discapacitados con escaso dominio del inglés se enfrentan a una odisea al solicitar el programa Acceso a un Viaje (AAR), ante el deficiente servicio de traducción de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA).

La organización Abogados de Nueva York para el Interés Público (NYLPI), mantiene desde hace dos años una investigación respecto al fracaso del MTA para proveer intérpretes y material traducido a deshabilitados y ancianos con limitado inglés.

Jennifer Veloz, del Programa de Justicia para discapacitados de NYLPI, indicó que la pesquisa inició a raíz de numerosas quejas y denuncias respecto a barreras de acceso a lenguaje durante el proceso de solicitud parea el programa AAR.

Acceso a un Viaje o Access-a-Ride ofrece asistencia de transporte –compartido y puerta a puerta- a discapacitados o jubilados con padecimientos que les impide usar el servicio de trenes y autobuses.

Veloz destacó que gracias a resultados preliminares de la investigación se identificaron tres barreras comunes a las que se enfrentan los aspirantes. La primera es que la aplicación establece en una de sus páginas que AAR “no proporciona traductores. Si es necesario, usted debe traer su propio traductor”.

Otro hecho preocupante es que durante el proceso de evaluación se requiere de una amplia comunicación.

“Personas con inglés limitado podrían no ser capaces de convencer a AAR de ser elegibles. Sin un traductor sus posibilidades disminuyen”, enfatizó Veloz.

La organizadora de NYLPI recalcó que el tercer desafío, es la dificultad para organizar viajes, pues la opción “español” de la línea telefónica de AAR es poco funcional, además de que no ofrece servicios en otros idiomas.

La puertorriqueña Rosa Laureano, de 70 años y residente de El Barrio, comentó que es usuaria de AAR y de los servicios para ancianos del MTA desde hace más de una década. La mujer apuntó que ante las dificultades de comunicación, la persona que la cuida asumió la responsabilidad de organizar sus viajes.

“Si necesito un representante que hable español la espera es tan larga que prefiero colgar el teléfono”, destacó Laureano, quien sufre artritis.

Iris Vázquez, una puertorriqueña de 67 años, es otra usuaria que padeció dificultades para solicitar la asistencia de transporte.

“El servicio de Acceso a un Viaje sin acceso a mi idioma sólo me hace sentir más limitada”, dijo la vecina de East Harlem.

Varios requisitos de información son solicitados por AAR, como fecha del viaje o lugar del destino. La misma información es necesaria para el transporte de regreso.

“Una persona con escaso inglés difícilmente responde a una larga lista de interrogantes. Los casos de confusión son frecuentes”, recalcó.

Deirdre K. Parker, vocera del MTA, indicó que actualmente AAR y el Centro de Comando, tienen personal que habla español para ayudar a los clientes que reservan viajes, y están capacitados para resolver problemas relacionados con el servicio.

La portavoz dijo que la agencia garantiza que las personas con limitado dominio del inglés tengan adecuado acceso a los servicios y programas de AAR en su idioma.

El MTA afirmó que está en proceso de desarrollar e implementar un programa mejorado para personas con limitado inglés o LEP, que incluirá de forma específica con respecto al servicio de AAR, la disponibilidad de un servicio de traducción de idiomas exclusivo para ayudar a los solicitantes y clientes.