Una fundación para la vivienda accesible en NYC

Guía de Regalos

Donde quiera que miramos, los neoyorquinos están siendo exprimidos, sobre todo cuando se trata de la vivienda.

Mediante una medida, un tercio de todos los neoyorquinos gastan la mitad de sus ingresos totales en renta. Y mientras condominios de lujo continúan surgiendo, las rentas para todo el mundo están aumentando, y apartamentos asequibles se están desapareciendo.

Realmente parece como la ciudad de Nueva York se está volviendo más y más “Una historia de dos ciudades”.

Nueva York antes construía para la clase media. Desde Astoria a Flatbush, las casas y apartamentos que se construyeron hace años se construyeron para los maestros, enfermeras, trabajadores de oficinas y bomberos. Este enfoque formó la columna vertebral de los barrios trabajadores y de clase media de la ciudad.

Pero bajo la Administración Bloomberg, la póliza de vivienda ha hecho hincapié en apartamentos de un dormitorio y estudios en el bajo Manhattan, en lugar de las unidades más grandes para las familias de El Bronx o Queens.

Tenemos que parar la crisis de la vivienda asequible. El plan que yo he propuesto, “Fundación para una ciudad accesible”, hace exactamente eso, y nos compromete a construir y preservar cerca de 200,000 unidades de vivienda asequible en los próximos ocho años.

Para empezar, necesitamos normas obligatorias que garanticen viviendas asequibles que acompañan los cambios que afectan a los derechos de desarrollo o los cambios de zonificación.

Para hacer de Nueva York una vez más una ciudad asequible, hay que cambiar las directrices voluntarias a reglas estrictas que exigen a los desarrolladores construir viviendas más asequibles. No podemos permitir que la industria de bienes raíces siga escribiendo la póliza de vivienda de nuestra ciudad.

También tenemos que poner tierra subutilizada y lotes vacantes a trabajar para nuestros barrios. Siendo una persona de Brooklyn, pocas cosas son tan frustrantes como ver lote vacante tras lote vacante en las comunidades desesperadas por nuevas viviendas asequibles. Es hora de acabar con las lagunas fiscales que incentivan mantener la tierra vacía, para que impulsemos el desarrollo económico aquí y ahora.

Con las nuevas reformas, también podemos empezar a mejorar miles de apartamentos de inferior calidad fuera del mercado actual. Es hora de traer apartamentos sótanos convertidos y otras viviendas clandestinas a la luz del día y bajo la protección del código de vivienda.

Hay más. Quiero invertir mil millones de dólares de nuestros fondos de pensiones para invertir en vivienda de calidad y asequible. Tenemos que recuperar el control de nuestras leyes de alquileres de Albany. Y tenemos que defender a los inquilinos que están siendo maltratados, y ayudar a los buenos propietarios seguir mejorando sus propiedades y el acceso a una vivienda asequible

Estas reformas representan una nueva visión —una nueva fundación— en la forma de enfocar la vivienda en la ciudad de Nueva York, y cómo podemos hacer viviendas asequibles para la clase trabajadora y las familias de clase media en cada condado. Conozca más acerca de nuestro plan para una ciudad accesible en: http://www.advocate.nyc.gov /affordable-city.