Policía ignoró a vecinos de raptadas en Cleveland (fotos)

Una denunció que su hija vio a una mujer desnuda andando a gatas en el jardín trasero, pero los agentes "no se lo tomaron en serio"
Policía ignoró a vecinos de raptadas en Cleveland (fotos)
Desde la izquierda, los hermanos Pedro, Ariel y Onil Castro, arrestados por mantener a ciudadanas cautivas en contra de su voluntad.
Foto: AP / HO, Cleveland Police Department

Aunque los investigadores dijeron que no tienen registros de pistas o llamadas recibidas para denunciar presuntas actividades delictivas dentro de la casa en Cleveland donde ayer aparecieron tres mujeres secuestradas hace casi 10 años, dos vecinos dijeron haber llamado a la policía en dos ocasiones.

Elsie Cintrón, que vive a tres casas de distancia de donde estaban cautivas Amanda Berry, Georgina “Gina” de Jesús y Michelle Knight, dijo que hace varios años su hija vio a una mujer desnuda que andaba a gatas en el jardín trasero y llamó a la policía.

“Pero ellos no se lo tomaron en serio”, afirmó.

Otro vecino, Israel Lugo, dijo que en noviembre de 2011 escuchó golpes en algunas de las puertas de la casa de Castro, que tenían bolsas de plástico en las ventanas en lugar de cristales.

Lugo dijo que los agentes tocaron en la puerta principal, pero nadie respondió. “Caminaron a un costado de la casa y luego se fueron”, señaló.

Los vecinos también dijeron que a veces veían a Castro irse caminando con una niña pequeña a un área de juegos infantiles en el vecindario. Y Cintrón recordó que una vez vio a una niña pequeña que se asomaba por la ventana del ático de la casa.

Las tres mujeres, que parecían gozar de buena salud, fueron trasladadas a un hospital para que se les evaluara y se reunieran con sus familiares. Fueron dadas de alta del Centro Médico Metropolitano esta martes por la mañana. La policía dijo que fueron trasladadas a un lugar en los suburbios cuya ubicación no fue revelada.

Un letrero afuera de la casa de los padres de De Jesús decía “Bienvenida a casa Gina”.

Su tía Sandra Ruiz les dijo a los periodistas que pudo ver a las tres.

“Esas niñas, esas mujeres son tan fuertes“, afirmó. “Lo que hemos hecho en 10 años no es nada en comparación con lo que esas mujeres han hecho en 10 años para sobrevivir”.

Los investigadores celebraron la noticia casi tanto como los familiares.

Para la familia de Amanda, para la familia de Gina, para la familia de Michelle, las oraciones por fin han encontrado respuesta. La pesadilla ha terminado”, dijo Stephen Anthony, director de la oficina del FBI en Cleveland. “Estas tres damas jóvenes nos han proporcionado la máxima definición de supervivencia y perseverancia. Ahora pueden empezar a sanar”.

“Las palabras no pueden describir la emoción que todos sienten. Sí, los profesionales de la policía sí lloran”, agregó.

El vecino Juan Pérez declaró a la cadena televisiva NBC que pocas veces vio a Castro o a nadie más en la vivienda.

“Yo creía que la casa estaba vacía. Pensaba que probablemente él tenía otra propiedad y sólo venía a ver que todo estuviera bien”, señaló Pérez. “Ni siquiera sabía que alguien vivía allí”.

?>