La hipocresía de Anthony Weiner

El sistema educativo de la ciudad de Nueva York está en crisis. Más y más estudiantes están siendo empujados fuera de la escuelas a través de prácticas de disciplina que pueden ser consideradas como racistas. Yo tengo 17 años, asisto a la escuela secundaria Kingsbridge International High School en el Bronx. También soy líder de las organizaciones Sistas & Brothas United (SBU) y el Urban Youth Collaborative (UYC).

En la escuela que asisto he tenido que experimentar cosas que nunca había experimentado. Cada día tengo que pasar por detectores de metales y máquinas de rayos x para poder entrar a mi escuela. Me siento que soy un prisionero en una cárcel. Me deprime asistir a una escuela donde hay más agentes de seguridad que consejeros, donde hay más de 30 estudiantes en un salón de clases, y donde las prácticas de ‘cero tolerancia’ criminalizan a estudiantes por mal conducta menores.

Ahora, las escuelas están suspendiendo y arrestando a los estudiantes por los incidentes que antes eran resueltos por los consejeros y principales. Esta no es la educación que vine buscando y que merezco. Muchos de mis compañeros han sido suspendidos por semanas por problemas que pueden ser solucionados teniendo una conversación con ellos y apoyándolos no sacándolos de la clase. Tenemos que enfocarnos en mantener estudiantes en la escuela para que se gradúen y tengan un mejor futuro, no criminalizarlos y suspenderlos por pequeños errores de adolescentes.

La prioridad número uno del potencial candidato a la alcaldía Anthony Weiner quiere cambiar el proceso para que los principales puedan suspender a los estudiantes fácilmente y sacarlos de clase. Weiner quiere aumentar las practicas disciplinarias severas que criminalizan a estudiantes. Esto me preocupa mucho porque el año pasado el 95.2% de arrestos y 89% de las suspensiones fueron a estudiantes negros y latinos, lo cual causaría que la discriminación siga en vez de que pare.

Pienso que los estudiantes necesitamos apoyo, no suspensiones que nos sacan de clases por semanas. Necesitamos recursos para ser los mejores estudiantes posible. Necesitamos que las escuelas tengan un ambientes mas sanos y familiares, donde todo el mundo sea tratado igualmente y apoyado. Si el candidato Anthony Weiner, quiere ser también la cuidad de Nueva York necesita un mejor plan para mejorar nuestra educación. Anthony Weiner está pidiendo a los neoyorquinos una segunda oportunidad en la vida política, pero negando a los estudiantes una segunda oportunidad en el salón de clase. No es justo.