Raptadas en Cleveland piden privacidad

Amanda Berry, Gina de Jesús y Michelle Knight dijeron a través de un abogado que están felices de ser libres y pidieron privacidad
Raptadas en Cleveland piden privacidad
Personas siguen dejando muestras de apoyo en las afueras de la casa de Gina de Jesús, en Cleveland, una de las tres mujeres secuestras por casi diez años.
Foto: AP

Cleveland — Tres mujeres rescatadas de una casa una década después de haber desaparecido dijeron este domingo que se sienten contentas de estar libres y pidieron privacidad para poder reconectarse con sus familiares.

Un abogado de las mujeres indicó además que se sienten extremadamente agradecidas ante el respaldo de sus familiares, organismos policiales y la comunidad.

Amanda Berry, Gina de Jesús y Michelle Knight siguen a solas, lejos del ojo público, y difundieron su primera declaración desde que fueron encontradas el 6 de mayo luego de que Berry escapó y llamó a la Policía.

Ariel Castro es acusado de haberlas encarcelado durante nueve o más años en la vivienda, durante los cuales permitió que salieran sólo en contadas ocasiones y las violó repetidamente. Las pruebas de ADN confirmaron que Castro es el padre de una niña de 6 años que Berry dio a luz en la casa. La niña escapó con Berry.

Castro está detenido bajo fianza de $8 millones. El exconductor de autobús de 52 años fue acusado de cuatro cargos de secuestro y tres de violación.

Las mujeres, ahora de 20 a 30 años, desaparecieron por separado entre el 2002 y el 2004. En aquel entonces tenían 14, 16 y 20 años.

El abogado Jim Wooley leyó una declaración atribuida a las tres mujeres.

Knight, la primera en desaparecer y la última de las tres dada de alta del hospital, dijo que “agradezco a todos por el respaldo y los buenos deseos. Estoy sana, dichosa y segura y me acercaré a mi familia, amigos y simpatizantes cuando sea el momento oportuno”.

Berry agregó que “les agradezco por todo lo que hacen y siguen haciendo. Estoy encantada de estar en casa con mi familia”.

Y De Jesús, la más joven de las tres, indicó que “estoy tan contenta de estar en casa y deseo agradecerles por todas sus plegarias. Sólo quiero ahora tiempo para estar con mi familia”.

The Associated Press no identifica generalmente la identidad de las víctimas de delitos sexuales, pero la identidad de las mujeres fue ampliamente circulada por sus familias, amigos y autoridades policiales durante años de desaparición y después de ser encontradas.

El abogado de las mujeres dijo que ninguna de ellas dará entrevistas hasta que concluya el caso penal contra Castro. Pidió además que les dieran privacidad.

“Denles el tiempo, el espacio y la privacidad para que puedan seguir fortaleciéndose”, dijo Wooley.