Impulsemos un expedito proyecto inmigratorio

Impulsemos un expedito proyecto inmigratorio
Foto: Archivo

La mayoría de las naciones que conforman el denominado “Tercer Mundo”, ha experimentado en las últimas décadas, un notable crecimiento en sus economías. Esto, sustentado, en un fuerte aumento en los precios y el volumen de venta de las materias primas, de las que son fundamentalmente exportadoras. Y, en muchos casos, en el desarrollo de la industria turística y la venta de otros servicios.

Sin embargo, ese crecimiento económico, no se ha aprovechado eficientemente para acelerar la salida del hoyo profundo que significa el subdesarrollo. Ni para revertir el estado de pobreza, en que vive gran parte de sus habitantes. Por lo que, la brecha entre ricos y pobres, no ha mostrado un estrechamiento que pueda considerarse equiparado con los relativos avances alcanzados.

Eso nos indica que la desesperación y la incertidumbre, seguirán prevaleciendo en las masas pobres de esas naciones. Lo que inevitablemente seguirá incidiendo en el gran éxodo migratorio que está sufriendo la humanidad en estos tiempos.

Por lo que las naciones desarrolladas, acogedoras de esos grandes volúmenes de migrantes, y que pasan actualmente por un momento recesivo en sus economías, se ven atosigadas por una gran cantidad de inmigrantes documentados e indocumentados provenientes de esas naciones. Donde presionan, unos porque aunque son regulares, se encuentran desempleados o con sus ingresos estancados y los indocumentados, para conseguir sus documentos y regularizar su situación.

En lo que corresponde a Estados Unidos, el país se aboca en estos momentos, a afrontar el problema de ilegalidad que presentan más de 11 millones de residentes indocumentados. Y, evidentemente, lo está haciendo de una manera decidida. Ya que los senadores, demócratas y republicanos, debaten arduamente en el Senado la forma más expedita de liberar a toda esta gente del anonimato inmigratorio.

El debate es muy intrincado, ya que el proyecto en discusión contempla la aprobación en el Comité Judicial del Senado, de una serie de enmiendas, unas que benefician y otras que complican la propuesta. Aunque hay que reconocer que se ha avanzado positivamente hacia la consecución de la meta, ya que han sido rechazadas enmiendas que complicaban seriamente el proyecto.

Como la enmienda para crear un sistema biométrico para entrar y salir del país, antes de otorgarles la residencia permanente a inmigrantes que tengan el estatus de “Inmigrante Provisional Registrado,” (RPI), propuesta por el Senador republicano por Alabama, Jeff Sessions. Así como otra enmienda propuesta por el mismo Senador, que pretendía limitar la inmigración legal futura a 1,2 millones por año y otras más que han sido felizmente derrotadas.

Hay que insistir en la aprobación de un proyecto de ley que garantice una legalización rápida y sin complicaciones absurdas. Por lo que se debe seguir presionando a los congresistas, para que aprueben las enmiendas que favorezcan la propuesta y derroten las que la complican.