Demandamos y logramos respeto a las mujeres de New York

Es inconcebible que después de que el Estado de Nueva York pagó más de $100,000 en dinero público a dos mujeres para remediar una queja de acoso sexual, resulta que el fiscal especial de Staten Island Dan Donovan no encontró suficiente pruebas para acusar al Asambleísta Vito López formalmente de un crimen. Esto, después de investigar los hechos de acoso sexual por los cuales López está acusado.

La cosa es grave por muchas razones. En el 2013 todavía una mujer no puede estar totalmente en paz en el lugar donde trabaja. En este caso yo estoy segura que las mujeres que lograron conseguir un trabajo con el Asambleísta López estaban seguras que si había un lugar donde iban a ser respetadas y protegidas, iba ser en la oficina de un oficial electo.

El estado de Nueva York se caracteriza por ser el estado donde las mujeres han logrado avanzar, el estado donde se realizó la primera convención de mujeres en Seneca Fall en los 1800s. El estado donde el actual Gobernador, el Sr. Andrew Cuomo, ha propuesto una agenda legislativa que incluye la Agenda de la Igualdad de la Mujer, (The Women Equality Act) para lograr derechos que tenemos pendiente por muchos años. Por lo tanto, el compromiso del estado de New York a los derechos de la mujer hace que los legisladores se acaten a ese compromiso.

El Asambleísta Vito López violo ese compromiso y por lo tanto ya no merecía ser un servidor público. El comportamiento atroz, su violación de la ética de conducta profesional es más que suficiente para que este hombre fuese expulsado de la Asamblea del estado.

De acuerdo al reporte de la Comisión de Ética Pública, más de ocho mujeres sometieron quejas formales contra el Asambleísta Vito López quien obligaba a las mujeres que trabajaban en sus oficinas y a jóvenes estudiantes que estaban hacienda internado a vestirse con blusas con escote pronunciado, que enseñaran sus pechos, y usar zapatos de tacos altos, y que le escribieran notas amorosas, todo según el reporte hecho público la semana pasada después de mucha presión pública.

Ahora que el reporte es público sabemos que el Asambleísta Vito López violó los códigos de conducta con su atroz comportamiento con las féminas en sus oficinas. Y además sabemos que se trató de encubrir los hechos y dilatar la publicación del reporte sobre la investigación.

Dos mujeres tuvieron el valor de quejarse y denunciar el comportamiento de López. Los jefes de la asamblea del estado negociaron un acuerdo confidencial para que ellas recibieran más de cien mil dólares para que no hicieran pública la queja de acoso sexual del “gran líder” de 71 años de edad.

Al leer detalladamente el reporte de JCOPE el cual describe el encubrimiento y secretismo del asunto, es difícil dudar del comportamiento del cual está acusado este hombre dizque servidor público.

Es una lástima que después de más de 30 años de servicio público, el Asambleísta López tuvo que salir de la Asamblea de una manera vergonzosa para él y su familia.

Nos alegramos que el Vocero de la Asamblea Sheldon Silver después de mucha critica y presión forzó a renunciar a López de la Asamblea del Estado de New York. Esperamos que la expulsión del Asambleísta López sirva de lesión para los demás servidores público.

La asamblea impuso un castigo equivalente a hostigamiento por lo cual el Asambleísta fue despojado de los comités que presidía y fue removido de la presidencia del Partido Demócrata en Brooklyn. Ahora, López quiere lanzarse para el Consejo Municipal como si nada ha pasado.