Muertos por tornado en Oklahoma sobrepasan los 50

Entre las víctimas se encuentran menores; las autoridades no descartan que la cifra continúe aumentando a medida que avanzan las labores de búsqueda
Muertos por tornado en Oklahoma sobrepasan los 50
Kay James, residente de Oklahoma City, sentada entre los escombros de lo que era su residencia.
Foto: AP / The Oklahoman, Chris Landsberger

Dallas – Autoridades del estado de Oklahoma dijeron hoy que se elevó a 51 el número de muertos por el gigantesco tornado que azotó la tarde de este lunes el sur de Oklahoma City y el vecino suburbio de Moore.

La Oficina del Médico Forense de Oklahoma confirmó que entre los 51 fallecidos figuran al menos siete niños, que perecieron ahogados cuando buscaban refugio en un sótano de su escuela, que se inundó a causa del evento. Algunos medios como CNN, estiman, al momento, la cifra de menores muertos en 20.

Las autoridades temen por la vida de otros niños, que estaban en la escuela primaria Plaza Towers al momento en que la tormenta azotó poco después de las 14:00 horas del lunes.

En tanto, el presidente estadounidense Barack Obama ofreció apoyo del gobierno federal en las tareas de emergencia en el estado de Oklahoma, según informó la gobernadora Mary Fallin en rueda de prensa.

Elementos de la Guardia Nacional fueron movilizados para ofrecer seguridad en el perímetro de la zona devastada por los tornados, en la comunidad de Moore y la ciudad de Oklahoma, así como para apoyar las tareas de control de tráfico vehicular en las carreteras estatales.

Los daños mayores fueron provocados por un tornado de unos tres kilómetros de ancho, que barrió una franja de 32 kilómetros de largo en Moore y en el sur de la ciudad de Oklahoma.

Las autoridades estimaron que el número de decesos podría sobrepasar por mucho los 44 que se reportaron durante los tornados del 3 de mayo de 1999.

La escuela primaria Plaza Towers es una de las dos que fueron destruidas por el tornado, junto con la primaria Briarwood, en el sur de la ciudad de Oklahoma, donde se teme que haya más víctimas.

Los equipos de rescate, con apoyo de voluntarios, buscaban a sobrevivientes desde esta tarde en un área de más de 50 kilómetros cuadrados de escombros.

El gobierno de Oklahoma alistaba gimnasios deportivos y otras instalaciones para albergar a cientos de personas que se quedaron sin casa y han sido desplazadas por la tormenta.