Senado encara más enmiendas sobre ley de inmigración

El gobierno de Obama también sigue enfrentando la presión de diversos grupos para que frene su política de deportaciones récord.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Senado encara más enmiendas sobre ley de inmigración
John Cornyn, senador de Texas, propone una tasa de aprehensiones del 90 por ciento de inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera.
Foto: Archivo

El Senado de Estados Unidos continúa está semana con la votación sobre una serie de enmiendas a la iniciativa de ley de inmigración, algunas consideradas como “píldoras venenosas” para descarrillar el proceso.

Una de las enmiendas es la del senador republicano de Texas, John Cornyn, quien propone una tasa de aprehensiones del 90 por ciento de inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera, como condición para permitir el camino a la ciudadanía a los beneficiarios de una legalización.

Otras enmiendas incluyen la del senador republicano de Oklahoma, James Inhofe, para permitir políticas de que se hable “sólo inglés” en los lugares de trabajo y declarar como oficial ese idioma.

El Senado, con mayoría demócrata, derrotó la semana pasada por 57 contra 43 votos una enmienda del senador republicano Charles Grassley que buscaba requerir seis meses de control fronterizo a fin de conceder la ciudadanía a los indocumentados.

El grupo bipartidista de ocho senadores que impulsa el proyecto mostró su cohesión la semana en la abrumadora votación de más de 80 votos para abrir el debate de enmiendas en el pleno del Senado y rechazar intentos obstruccionistas.

Otra enmienda que podría descarrilar el proceso es la del senador demócrata de Vermont, Patrick Leahy, para permitir los mismos beneficios de reunificación familiar a parejas del mismo sexo, lo cual rechazan los republicanos.

Leahy, presidente de la Comisión Judicial del Senado, retiró el mes pasado esa enmienda, lo cual permitió su aprobación bipartidista para enviar el proyecto de ley al pleno del organismo legislativo.

Mientras tanto, el proyecto de ley cuenta con el respaldo decisivo tanto de demócratas como de republicanos, según una encuesta reciente.

El apoyo oscila entre el 61 por ciento y el 78 por ciento en 29 estados incluidos en el sondeo conjunto realizado por la encuestadora republicana Harper Polling y la demócrata Public Policy Polling.

En la Cámara de Representantes, la situación luce un poco más desafiante luego de que la mayoría republicana votó hace dos semanas una medida para eliminar fondos en la instrumentación de un programa del presidente Barack Obama que suspende temporalmente la deportación de jóvenes que llegaron de niños al país.

Esta semana, el Comité Judicial de la cámara baja tiene previsto votar sobre un proyecto de ley de inmigración, de un total de cuatro, que incluye duras medidas de aplicación de la ley, incluyendo que la policía actúe como agente de inmigración.

El gobierno de Obama también sigue enfrentando la presión de diversos grupos para que frene su política de deportaciones récord, que defiende al indicar que hay que aplicar la ley, a pesar que reconoce que el sistema de inmigración es disfuncional.

Docenas de esposas y de hijos de hombres que han sido deportados o que están en proceso de deportación conmemoraron este domingo el Día del Padre con una protesta en Nueva York contra un sistema migratorio que separa familias