Cámara debate ley que criminaliza indocumentados

El plan incluye penas de prisión de seis meses, dos, 10 y 15 años, dependiendo del número de cruces ilegales

Cámara debate ley que criminaliza indocumentados
Decenas de manifestantes protestaban esta mañana enfrente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.
Foto: Antonieta Cádiz / La Opinión

Washington, D.C.- “¡Congreso escucha estamos en la lucha!” y “¡remember november!”, gritaba este mañana una multitud de manifestantes enfrente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, al inicio del debate un polémico proyecto de ley migratoria.

La protesta comenzó al interior del comité. Un grupo de manifestantes incluida Angélica Salas, directora de CHIRLA, les gritaron a los congresistas que “debieran avergonzarse por querer separar a las familias”.

La gente fue obligada a salir del salón, aunque los gritos aumentaron en el pasillo. Representantes de organizaciones como FIRM y Casa de Maryland, llevaron a familias enteras, niños y líderes pro inmigrantes, quienes reclamaron hasta ser expulsados por los guardias.

El Comité Judicial comenzaba así una larga jornada para debatir enmiendas al proyecto de ley “Fortalecer la aplicación de la ley (SAFE)”. La propuesta criminaliza a la población indocumentada y establece castigos para las personas que entran ilegalmente o aquellos que se quedan más allá del tiempo en que expiran sus visas.

El plan incluye penas de prisión de seis meses, dos, 10 y 15 años, dependiendo del número de cruces ilegales, y considerando los antecedentes penales de los acusados. Además, autoriza a los estados a ejercer el control de inmigración.

Legisladores como Zoe Lofgren, demócrata por California, han insistido en que el proyecto de ley es muy similar a la polémica propuesta migratoria del 2005, del legislador James Sensenbrenner, republicano por Wisconsin, que motivó protestas masivas de inmigrantes.

“Esta propuesta hace que el hecho de ser indocumentado sea un crimen. Le da un poder sin precedentes a funcionarios policiales. Hará que las comunidades estén menos seguras”, dijo John Conyers, demócrata de Michigan.

El presidente del Comité Judicial Bob Goodlatte, republicano por Virginia, insistió en que el plan reforzará la seguridad interior en el país y es necesario para avanzar en el debate migratorio.

“Estamos en un momento crítico para la conversación sobre una reforma migratoria. Este proyecto de ley hace que SB1070 de Arizona, se convierta en ley federal. Motivará al perfil racial y a detenciones injustas”, explicó Clarisa Martínez, directora de campañas del Consejo Nacional de la Raza.

Se espera que esta semana la Cámara de Representantes presente una propuesta migratoria paralela apoyada por siete legisladores de ambos partidos.

El Presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, republicano por Ohio, aseguró hoy que aplicará la “regla de Hastert”, para debatir la reforma migratoria. Esto significa que la mayoría de la bancada republicana debe apoyar la propuesta para que exista un voto en el pleno de la asamblea.

antonieta.cadiz@laopinion.com