La bienvenida de Puig a las mayores

NUEVA YORK – Jugar en el Yankee Stadium es el sueño de muchos peloteros novatos, especialmente de aquellos que vienen de otros lares.

Es el caso de Yasiel Puig, de Cienfuegos, Cuba, quien puede sentirse contento de haber pisado el terreno del estadio de El Bronx, considerado la catedral del béisbol. Este jardinero ha tomado fama temprano, tras ser firmado por los Dodgers de Los Angeles, de visita en este lugar de la Gran Manzana como parte de las series de interliga.

Puig puede convertirse en superestrella del ‘big show’ por sus condiciones excepcionales de fuerte toletero. Con sólo 22 años, consiguió un contrato de $42 millones por siete campañas, que supera a muchos de los que llegan a este béisbol por primera vez.

En sus pininos con los Dodgers, Yasiel exhibía un promedio ofensivo de .479, entre ellos cuatro jonrones y 10 carreras impulsadas. Sus 23 hits en los primeros 13 encuentros de su carrera, lo colocan entre los el únicos con ese marca, desde el 1900, según las estadísticas de ‘Elias Sports Bureau’. Sólo Terry Pendleton, de los Cardenales (1984) y Bob Hart, también de San Luis (2003) lograron dicho record.

Yasiel conectó además cuatro jonrones en sus primeros cinco juegos y fue nombrado Jugador de la Semana durante este mes, tras lograr 27 bases alcanzadas con sus batazos y llegar a un slugging de .964, segundo mejor en la Liga Nacional.

Podemos asegurar que a este patrullero derecho le queda mucho más que ofrecer, puesto que apenas el torneo entra a su primera mitad. Además, dada su poca edad, Puig tiene la capacidad de seguir creciendo y con el tiempo adquirir muchos secretos para ocupar grandes renglones estadísticos en este exigente deporte.

En los Angeles, Yasiel ya es todo un ídolo; y mientras su actuación crece por todo el territorio, su fama se difunde de costa a costa.

Bienvenido Yasiel Puig, a las Grandes Ligas.

(Por Constantino Viloria)