Senado respalda mayor inversión para seguridad en la frontera

Senado aprueba plan histórico para seguridad fronteriza

WASHINGTON, D.C.— Con un voto de 67-27 el

El Senado aprobó ayer una enmienda clave para la reforma migratoria, que pide du duplicar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza, construir 700 millas de cerca e invertir miles de millones de dólares en equipos tales como aviones no tripulados, radares y monitores antisísmicos.

El costo total de la medida presentada la semana pasada por los senadores republicanos John Hoeven (Dakota del Norte) y Bob Corker (Tenesí) fue aprobada por 67 votos contra 27.

Se estima que la enmienda costará 46 mil millones de dólares. La semana pasada la Oficina de Presupuesto del Congreso reportó que la reforma migratoria reduciría el déficit en 197 mil millones de dólares en 10 años. Ayer aseguró que la nueva enmienda refuciría considerablemente los cruces ilegales.

Hasta ahora, los indocumentados podrían aplicar a un estatus legal provisional, en el que estarían 10 años, antes de postular a su residencia permanente, sin ningún obstáculo en el camino.

Según la enmienda que avanzó en el Senado, ahora los inmigrantes sin documentación podrán legalizarse solo hasta que se implementan las nuevas medidas de seguridad fronteriza, y obtener la residencia permanente cuando la implementación haya concluido.Esto no se aplicaría para Dreamers y trabajadores agrícolas.

La votación allanó el camino para que los senadores puedan votar por la aprobación final de enmienda a más tardar el miércoles y por el proyecto de ley a fines de esta semana.

“Creo que poner 20 mil agentes de la patrulla fronteriza es excesivo, pero apoyo la tecnología y otras provisiones de la enmienda. Es probable que vote por la legislación completa”, aseguró Susan Collins (R-ME), una una de los 15 republicanos que votaron por la nueva enmienda, además de todos los senadores demócratas.

Entre los requerimientos figuran: doblar el número de agentes en la patrulla fronteriza llegando a cerca de 40 mil; completar el doble muro en 1,126 kilómetros de frontera; contar con un sistema de verificación de empleo operativo en todo el país; tener implementado un sistema de entrada y salida de Estados Unidos en todos los puertos de entrada por tierra y mar, entre otros.

Luego de intensas negociaciones, la enmienda Hoeven-Corker sumó el apoyo del senador Orrin Hatch (R-UT), quien agregó dos provisiones a la propuesta. Estas prohíben que los indocumentados accedan a dinero del Seguro Social. También prevendrá que el gobierno permita que las personas sin ciudadanía reciban beneficios públicos.

Varios legisladores republicanos se pronunciaron en contra de la enmienda durante la jornada de ayer. “Estamos lanzando dinero a la muralla esperando que se pegue. El país no tiene una estrategia de seguridad para la frontera y esta enmienda tampoco […]”, dijo Tom Coburn (R-OK).

Se espera que el Senado realice un voto final esta semana.