Polémica millonaria en el Yankee Stadium

NUEVA YORK – El Yankee Stadium se ha convertido en uno de los lugares más agitados en estos días, luego de que Alex Rodríguez se declara acto para comenzar a jugar tras el ‘visto bueno’ de su doctor Bryan Kelly, quien lo declaró acto para jugar.

A-Rod recientemente dio ”las buenas nuevas” a través de su cuenta de twitter, al decir que estaba listo para entrar en acción, creando una polémica con Brian Cashman, gerente general de los Yankees, quien le pidió callarse y evitar dar declaraciones concernientes a su regreso, sin el consentimiento de su oficina.

Rodríguez, el jugador de mayor salario en las Grandes Ligas, se sometió a una operación en su cadera derecha, que lo mantiene fuera por varios meses, pero comenzó a practicar desde varias semanas.

El Yankee Stadium además se convirtió en un lugar de conferencias de prensa, cuatro en total el miércoles antes del segundo juego de una serie de tres contra los Rangers, entre ellas la del manager Joe Girardi y el gerente general. Anteriormente Lyle Overbay y Mark Teixeira se dieron cita en el mismo salón, pero con temas deferentes, que en nada tuvieron que ver con lo de A-Rod.

Aunque Cashman hizo una defensa absoluta de su dura respuesta contra Rodríguez al comenzar su comparecencia, reconoció que sus expresiones fueron duras, pero mantuvo su postura con respecto a que las noticias en cuestión deben surgir de su oficina y no por cuenta de A-Rod.

Sin embargo la polémica sigue y, según otras fuentes noticiosas, se indica que Rodríguez considera que los Yankees no desean su regreso inmediato y, quizás, nunca jamás.

Lo que pasa es que en este pleito hay envuelto un salario anual de más $28 millones, como parte del contrato de $275 milones firmado por A-Rod y los Yankees por 10 temporadas en el 2007.

Según un reporte de ESPNNewYork.com, citando fuentes anónimas, A-Rod reclacó que existe un propósito de que él no vuelva al terreno de juego. Sin embago, Cashman no quiso entrar en mucho detalle al respecto y prefirió referirse a la polémica tras la declaración de Rodríguez, quien claramente desea entrar en acción lo más pronto posible, con el fin de seguir cobrando sus millones sin problema y evitar recortes.

(Por Constantino Viloria)