El Tri Sub-20…¡Pasa de milagro!

Una combinación de resultados coloca a México en octavos de final tras golear a Malí
Sigue a El Diario NY en Facebook
El Tri Sub-20…¡Pasa de milagro!
Jesús Corona (izq.) anota el segundo gol del seleccionado mexicano Sub-20 sobre Malí en el Estadio Kamil Ocak.
Foto: AP

GAZIANTEP, Turquía (AP).— México goleó ayer a Malí y cuando parecía que su agonía se estiraba se clasificó poco después a octavos de final del Mundial Sub-20 gracias a una victoria de Colombia sobre El Salvador.

La mano que esperaba México tras su triunfo 4-1 sobre Malí en Gaziantep llegó de inmediato en esa misma ciudad cuando en el choque de fondo Colombia doblegó 3-0 a El Salvador, que solo necesitaba un empate para clasificarse nada menos que en su debut.

México se clasificó entre los primeros terceros al ocupar esa posición detrás de Grecia y Paraguay, ambos con 5 puntos, mientras que Malí resultó eliminado con 2, en el Grupo D.

Si Colombia, que terminó a la cabeza del Grupo C, no vencía a El Salvador, los mexicanos dependían de solo dos resultados de hoy que incluían una derrota de Uruguay ante Uzbekistán o que Inglaterra no le ganara a Egipto.

México sumó 3 puntos al igual que Malí y El Salvador, en este caso en el grupo de Colombia, pero aventajó a ambos en la diferencia de goles.

Los goles mexicanos los convirtieron Marco Bueno y Jesús Corona en la primera etapa; descontó Samba Diallo en el complemento y aumentaron Jesús Escoboza y Uvaldo Luna.

El Tri Sub-20 salió con un neto perfil ofensivo y apenas a los 3 minutos Bueno, con un zapatazo bombeado y desde afuera del área, motorizó las esperanzas de su equipo.

“¡Sí se puede, sí se puede”, fue el aliento que bajó desde un sector de las tribunas, en el que se agrupó no más de un centenar de mexicanos en el Estadio Kamil Ocak, de esta ciudad fronteriza con la alborotada Siria.

Ese aliento, que también sonó como un ruego, volvió a escucharse con más fuerza cuando Corona marcó el segundo al 13′ con un golpe de cabeza, entrando por detrás de la defensa tras un tiro libre desde la izquierda, que fue casi un córner.

Por entonces México no pasó peligro alguno, salvo un disparo desviado de Adama Niane, el más adelantado de una Malí entusiasta pero por demás rústica.

Las piernas de Corona fueron autografiadas sin piedad, primero por un golpe de Ousmane Keita y después por otro del capitán Boubacar Diarra.

Conclusión, amarilla para los dos, sin contar que Bakaryu Nimaga también vio la amarilla por juego brusco.

Almaguer estimó que México tuvo ventaja por jugar a la misma hora que sus anteriores dos partidos, a las seis de la tarde hora turca, al igual que ahora, en medio de un agobiante calor. Malí, en cambio, siempre jugó tres horas más tarde que México.

“Sabíamos que esa situación ellos la iban a sentir en lo físico”, destacó Almaguer. “Teníamos que dejar que se vinieran y aprovechar los espacios al frente y eso resultó”.

México tenía que ganar y golear. Pero la falta de puntería y una tapada sensacional de Berthe en un mano a mano con Bueno fueron vallas infranqueables.

Para colmo de sus males, se fue con todo arriba, se desguarneció atrás y Diallo clavó un derechazo y descontó.

Sánchez manoteó milagrosamente desde el piso un tiro de Diallo cuando parecía vencido y poco después México encontró la calma, y más que nada la esperanza, con el tercero de Escoboza con un remate desde la izquierda y con el cuarto de Luna entrando por ese mismo sector.