Cuídese Danilo Medina, cuídese

Cuídese Danilo Medina, cuídese
Danilo Medina Sánchez, presidente de la República Dominicana.
Foto: Archivo

El presidente Danilo Medina debe de cuidarse, debe prestar mucha atención a los últimos

acontecimientos ocurridos en las últimas 24 horas, debe mirar bien en su entorno. Esos asesinatos, primero una oficial de la escolta de unas de sus hijas y luego un ayudante de la seguridad personal del propio Danilo, es para ponerle cuidado, tal pareciese como si fuese un meta mensajes, o tal vez para hacer fracasar su seguridad nacional.

Y decimos que se cuide de su entorno, porque el presidente Medina no tiene oposición, los perredeistas anda muy “ocupado” tratando de resolver su problema y cuando le preguntan sobre el gobierno sino no están de acuerdo 100 por 100, por lo menos están de acuerdo en casi todas las medinas que toma.

El mensaje es claro, temen que prosigan los cambios, que podrían venir el próximo 16 de agosto, o tal vez para acallar el escándalo de Félix Bautista y su colaboración al gobierno del expresidente peruano Alejandro Toledo, quien está siendo juzgado por lavado, corrupción, tráfico de influencia y malversación de fondos, coincidencia o no, debe de averiguarlo y tomar medidas.

Esos asesinatos no son ni fortuito, ni de tipo delincuencial, son producto de un grupo que tiene miedo de que el actual mandatario haga un buen gobierno y ellos no puedan volver a enriquecerse y seguir llevándose el patrimonio del pueblo, personas que quieren continuar de destruir lo poco que queda de República Dominicana.

Danilo tiene que tomar el látigo que llevo a su juramentación y hacer un postulado de sus propias palabras hacer lo que nunca se ha hecho, continuar lo que está bien, gobernar con guante de seda para los funcionarios que trabaja por y para el pueblo y látigo para aquellos que creen que las arcas públicas son su patrimonio o herencia familiar. Aunque sabemos que Danilo debe actuar con cuidado, porque son muchos los intereses envueltos, tiene que seguir haciéndolo bien y para hacerlo mejor debe actuar caiga quien caiga.

Tal vez suene increíble, pero los enemigos del presidente no están afuera, están dentro de su partido, ellos tienen miedo de que todo salga bien y que por sus hechos lo conoceréis. Aunque le duela, tiene que hacer lo que nunca se ha hecho y si las cárceles no dan abasto, que se construyan mas, pero que actúe para que no haya lamentaciones y que recuerde no es verdad, que en casa de herrero cuchillo de palo.