Republicanos rechazan legalizar a padres de “dreamers”

Analizan un proyecto de ley que solamente daría la ciudadanía a los niños traídos de manera ilegal a EEUU

Guía de Regalos

Republicanos rechazan legalizar a padres de “dreamers”
El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte, advirtió que los padres de los “dreamers” no deberían recibir la ciudadanía como sus hijos.
Foto: AP

Washington, D.C.- El Congreso analizó este martes un nuevo proyecto de ley liderado por republicanos para dar acceso a la ciudadanía a los “dreamers”. Sin embargo, líderes del movimiento juvenil rechazaron la propuesta por considerarla insuficiente y exigieron la legalización de los 11 millones de indocumentados.

El nuevo plan, titulado “KIDS Act”, aspira beneficiar a los cerca de 1.8 millones de jóvenes indocumentados que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos. La propuesta limita el acceso para quienes han sido parte de pandillas o hayan estado envueltos en actividades criminales. Además este grupo debe “demostrar que son miembros productivos de la sociedad”, según especificó uno de sus autores.

“Existe una clase de indocumentados que merece ser considerados de manera diferente. Me refiero a quienes llegaron siendo niños con sus padres […] Ellos no comparten la culpa en esta decisión”, dijo el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte (R-VA).

Sin embargo, Goodlatte advirtió que los padres de los “dreamers” no deberían recibir el mismo trato. “No creo que los padres que tomaron la decisión de ingresar ilegalmente a Estados Unidos forzando a sus hijos a seguirlos deben recibir el mismo tratamiento que estos jóvenes”.

“Padres trayendo a niños pequeños ilegalmente a Estados Unidos no es algo que queremos incentivar. No solo porque provocaría más inmigración ilegal sino también porque cruzar la frontera ilegalmente es peligroso”, agregó.

Hoy el subcomité de inmigración y seguridad fronteriza analizará el tema en una audiencia, donde testificarán congresistas, representantes de centros de estudios, religiosos y grupos pro inmigrantes.

Fuentes vinculadas con el debate migratorio han interpretado el impulso de “KIDS Act”, como una estrategia política, que les permitirá a los republicanos decir en sus distritos que han apoyado la legalización, sin ofrecer un camino para la mayoría y sin perder el apoyo de su base conservadora.

Por otra parte, diversos representantes republicanos han declarado que este es el único camino para los “dreamers” y han insistido que analizarán una reforma migratoria a través de proyectos de ley pequeños.

– Con información de AP