Fechas y puntos claves de la reforma de salud

Toma las riendas de tu propia salud. Aquí te decimos cómo y cuándo hacerlo

Fechas y puntos claves de la reforma de salud
El principal documento que una persona necesitará para inscribirse en un seguro de salud es su tarjeta del seguro social.
Foto: Thinkstock

INFÓRMATE. El Departamento de Salud y Recursos Humanos de EE.UU. tiene disponible el sitio web en español cuidadodesalud.gov, para que los latinos se informen sobre los Mercados de Seguro de Salud.

Los residentes del estado de Nueva York pueden ingresar a healthbenefitexchange.ny.gov (New York State Health Benefit Exchange), donde podrán ver las compañías de seguro privado que ofrecerán pólizas en ese mercado, comparar sus opciones, beneficios, costos y seleccionar la que más se ajuste a su presupuesto y necesidades.

PRIMERO DE OCTUBRE 2013. A partir de esa fecha comienza el proceso de inscripción en los Mercados de Seguro de Salud (Health Insurance Marketplace) en cada estado del país, para los individuos, familias y los pequeños negocios. Usted podrá inscribirse usando internet —toda la información estará disponible en español— o si lo desea puede hacerlo por teléfono o en persona.

PRIMERO DE ENERO 2014. Se activa y entra en vigencia la cobertura y a partir de esa fecha será obligatorio para todos los estadounidenses tener seguro médico. Los que ya tienen seguro a través de su trabajo lo pueden mantener.

ABRIL 2014. Cuando las personas hagan su declaración de impuestos, el IRS sabrá quién tiene y quién no tiene seguro de salud. Los que no posean una póliza pueden enfrentar multas de $95 hasta $2,000 anuales, aunque habrá excepciones.

ENERO 2015. Los pequeños negocios con 50 empleados o más deben ofrecer cobertura a sus trabajadores o de lo contrario serán penalizados. Sin embargo, contarán con ayuda financiera y tributaria para cubrir los costos del seguro.

RESIDENTES LEGALES. Tendrán pleno acceso a los nuevos Mercados de Seguro de Salud y a los subsidios, al igual que los ciudadanos estadounidenses. Pero deben haber estado legalmente en el país por cinco años para poder recibir seguro de salud público como el Medicaid.

INDOCUMENTADOS. Se quedaron fuera de la reforma de salud, y no podrán beneficiarse con la expansión del Medicaid, ni recibir subsidios para comprar seguro médico. Tampoco podrán adquirir una póliza de salud privada a través de los mercados aunque tengan el dinero para hacerlo.

SUBSIDIOS. Más personas y familias de bajos ingresos obtendrán ayuda financiera (créditos tributarios) para que paguen las primas de un seguro médico privado.

JÓVENES. Permite a jóvenes hasta los 26 años permanecer en el seguro de sus padres, siempre y cuando estén desempleados o no puedan obtener cobertura a través de su trabajo.

PROTECCIÓN. La ley protege a los consumidores de los abusos de las compañías de seguro que, por ejemplo, no podrán aumentar el monto de las pólizas sin previo aviso, cobrarles más a las mujeres o poner límites anuales a la cobertura.

CONDICIÓN PRE-EXISTENTE. Ahora las aseguradoras ya no podrán negar cobertura a personas con enfermedades crónicas pre-existentes como cáncer, diabetes, asma, etc. Tampoco podrán cancelar pólizas si la persona se enferma, esto será ilegal.

MEDICARE. Las personas de la tercera edad (mayores de 65 años), tienen descuentos del 50% en medicamentos de marca. También tienen servicios preventivos y visitas anuales gratuitas o a bajo costo.

MEDICAID. La ley expandirá el programa de Medicaid, para personas de bajos recursos con menos de 65 años, así como el Programa de de Seguro de Salud para Niños (CHIP).

PREVENCIÓN. Se ampliarán los servicios médicos preventivos gratuitos, como mamografías, Papanicolaou, pastillas anticonceptivas, chequeos médicos anuales y todas las vacunas.

ENFERMERAS. Se triplicará el número de doctores y enfermeras de las minorías, como la latina, en las comunidades más necesitadas del país.

CENTROS COMUNITARIOS. Se expandirán estas clínicas y los servicios que ofrecen en todo el país, debido a que las mismas atienden a muchos pacientes que no tienen suficientes recursos para ir a un hospital o a un médico privado, incluyendo los inmigrantes latinos.

NAVEGADORES. Se capacitarán a personas dentro de la misma comunidad, para que sirvan como “promotores de salud” y ayuden a la gente a “navegar” en el sistema y les expliquen las diferentes opciones que tendrán a su alcance. Se estima que en Nueva York habrá cerca de 8,000 promotores.

Cada uno de los puntos anteriores serán desarrollados de manera más amplia en nuestra serie especial ‘Todos sobre la Reforma de Salud’, que publicaremos semanalmente a partir del próximo lunes.

Información y datos recopilados por Pedro F. Frisneda/EDLP

Para residentes del estado de Nueva York: healthbenefitexchange.ny.gov.

Para residentes de la Ciudad de Nueva York:nyc.gov/HILink.

Sobre los Mercados de Seguro de Salud: cuidadodesalud.gov.