Videos muestran discriminación en México

Ofensas de funcionarios y ciudadanos se han ganado los primeros lugares en las tendencias de Twitter o en visitas a Facebook o Youtube.

Juan Diego López (c) y Carmen Torres (d) enfrentan cargos criminales por agredir al pequeño Manuel (i).
Juan Diego López (c) y Carmen Torres (d) enfrentan cargos criminales por agredir al pequeño Manuel (i).
Foto: YouTube

“Pinche asalariado de mierda”, “pinche chaparro”, “gato”. La discriminación y el maltrato en México sirve ofensas con la cuchara grande. Y no es sólo de ciudadanos: también funcionarios han sido grabados por atacar a empleados, policías y vendedores ambulantes.

Los “gentlemans”, las “ladies” y el abusador del niño dulcero en Tabasco han conmovido a la opinión pública, pero también la han movilizado. Muchos de ellos se han ganado los primeros lugares en las tendencias de Twitter o en visitas a Facebook o Youtube. También las portadas de los principales sitios de información en México.

Personajes como el “Gentleman de las Lomas” o las “Ladies de Polanco” provocaron enojo por su actitud, mientras que en el más reciente caso, Juan Diego López Jiménez, inspector del Ayuntamiento de Villahermosa, Tabasco, humilló a Manuel Díaz, un niño indígena de San Juan Chamula, que vendía dulces en la calle. El ahora exfuncionario fue cesado de su cargo y ahora es buscado por las autoridades.

El 10 de enero de 2012 se difundió el video de la golpiza del empresario Miguel Sacal Smeke a Hugo Enrique Vega, un empleado de valet parking, en la Torres Altus en Paseo de Las Lomas, en la Ciudad de México.

La grabación se realizó el 8 de julio de 2011, cuando Vega se negó a cambiar una llanta del automóvil de Sacal, pues no estaba dentro de sus funciones y no podía abandonar su lugar de trabajo detrás de un mostrador, donde recibía las llaves de los vehículos de los residentes del lugar.

Con el argumento “estos gatos no quieren hacer lo que yo les digo”, Sacal golpeó a Hugo Enrique en repetidas ocasiones, al instante, el jefe de seguridad de la Torre detuvo la agresión. Segundos después el atacante realizó una llamada al administrador del inmueble y denunció el hecho mientras golpeó nuevamente a su víctima.

Luego de esta nueva agresión, Vega salió de la Torre por una puerta de seguridad para evitar ser atacado nuevamente. La golpiza le dejó dos dientes rotos y lesiones en la boca.

El gentleman no sólo agredió al empleado Hugo Enrique Vega Flores, también atacó a Tránsitos de Grúas del Distrito Federal y a un reportero de Reforma, y burló la acción de la justicia con un amparo, incluso dio positivo a la prueba de alcoholemia del Programa Conduce Sin Alcohol, el pasado 22 de junio del 2007, y salió libre por medio de otro amparo.

En un segundo video de 2007, se muestra al empresario, entonces representante ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), infringiendo la ley, cuando un oficial de grúa le impone una multa de tránsito, termina insultándolo, así como agrediendo a los transeúntes y a reporteros que presenciaron el hecho.

El 15 de febrero de 2012 Sacal ingresó al Reclusorio Oriente y recibió una sentencia de 4 años y tres meses de prisión por el delito de lesiones dolosas, pero en mayo quedó en libertad tras pagar una fianza.

Después de pasarse un alcoholímetro en Polanco (Ciudad de México), en agosto de 2011, Azalia Ojeda (exintegrante de “Big Brother”) y María Vanessa Polo Cajica, quien en el año 2004 ganó el certamen “Nuestra Belleza Puebla″, se enfrentaron a policías, a quienes llamaron “asalariados de mierda”.

Las mujeres arremeten contra un policía a quien empujan e insultan para después irse como si nada a bordo de una camioneta.

Pese a los insultos, Azalia también resultó ser asalariada y se le investigó por presuntamente cobrar en la nómina de una corporación policial del Estado de México.

Aunque comparecieron y se les investigó, este año se determinó que ninguna pisaría la cárcel. Polo Cajica fue sentenciada a un año y tres meses de prisión y a una multa de cuatro mil 67 pesos (alrededor de $321) o un sustitutivo de 34 jornadas de trabajo a favor de la comunidad. Depositó 31 mil 285 pesos con 66 centavos (cerca de $2,470) para no ir a prisión.

Por su parte, Azalia no fue sentenciada, gracias a un amparo definitivo promovido días antes del resolutivo judicial.

A principios de 2012, Juan Francisco Arias Díaz, entonces secretario privado en el área administrativa de la Presidencia Municipal de Oaxaca de Juárez, protagonizó un escándalo al agredir con palabras altisonantes y retando a golpes a policías municipales de dicha localidad, por lo que fue apodado el “Gentlemen de Oaxaca”.

Con las palabras “chinga tu madre, arréstame! arréstame!, tú y yo nos vamos a romper la madre, te voy a romper tu puta madre, este pinche chaparro de mierda” el funcionario arremetió contra los uniformados que lo llevaron detenido por presentar un avanzado estado de ebriedad.

Debido a su actitud, fue cesado de su cargo por “prepotente”.

A mediados de junio pasado se difundió un video en el que Francisco Javier Romo García, décimo regidor del Partido Acción Nacional (PAN) en Ixtapaluca, Estado de México, fue captado en video por elementos de la Policía Municipal cuando habla en estado de ebriedad con un agente al que le exige que “respete a su superior”.

Lo llama varias veces “pendejo”. Intenta humillarlo, después le grita a un policía, mientras éste lo graba y le dice que “cuando esté en su juicio” le hablará, a lo que el panista le responde:

“A mí no me vas a dar órdenes, las órdenes yo te las doy a ti (…) y respete a su superior. ¡Firmes, cabrón!”

El video captado en un puesto de tacos por el propio uniformado, revela la prepotencia con la que Romo García lo enfrenta. “A mí no me hables de mamadas. ¡Firmes! Usted qué sabe de dar órdenes, pendejo”.

“Yo soy tu superior, estás muy pendejo”, le dice el panista.

“Soy cabildo, ¿me vas a grabar? eres puto”.

Finalmente, los trabajadores del puesto de tacos tratan de calmar al funcionario.

Tras el escándalo, el político pidió disculpas por su comportamiento y anunció su salida del blanquiazul.

En el último caso que indignó a todo el país, Juan Diego López Jiménez, inspector del Ayuntamiento de Villahermosa, Tabasco, humilló a Manuel Díaz, un niño tzotzil que vendía dulces en la vía pública.

Esta semana, Francisco Castillo Ramírez, Diputado local de Tabasco por el Partido Acción Nacional, divulgó en su cuenta de Twitter un video donde se observa al menor llorando y aventando unos dulces, que vende, al suelo, mientras que López Jiménez lo obliga a ello, ante la presencia de una mujer.

El pequeño termina de vaciar todo el contenido de la canasta y lo dejan ir. Otro hombre que observaba todo comenzó a ayudarle a recoger nuevamente los dulces.

Las autoridades cesaron de su cargo a Juan Diego López, quien contaba con quejas previas por presunta extorsión.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Tabasco giró el 25 de julio dos órdenes de localización y presentación contra Juan Diego López Jiménez y Carmen Torres Díaz por la posible comisión de los delitos de abuso de autoridad y robo con violencia moral, en contra del niño, a quien además de haber humillado, le roban tres cajetillas de cigarros.

La tía del infante dijo que Manuel vive con sus abuelos en Chiapas y que estaba de visita en Tabasco, donde decidió vender dulces para reunir dinero para comprar sus útiles escolares.