Enfermos crónicos están escépticos ante el ‘Obamacare’

Sufrir una enfermedad preexistente no es motivo para negar la cobertura.
Enfermos crónicos están escépticos ante el ‘Obamacare’
Quienes padecen una enfermedad crónica se mantienen escépticos ante la reforma de salud.
Foto: Suministrada

Nueva York — Cristina Pinzón confiesa estar muy preocupada porque aún no sabe cómo la afectará la nueva reforma de salud conocida por muchos como ‘Obamacare’.

La mujer colombiana, quien sufre de leucemia y cáncer de tiroides, teme quedarse fuera de los beneficios que traerá la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), una vez que la misma entre en plena vigencia en enero de 2014.

“Yo realmente estoy poco enterada sobre el Obamacare, pero creo que va a ser muy difícil que un seguro privado vaya a manejar una enfermedad tan costosa como el cáncer”, dice Pinzón, una madre de 54 años quien fue diagnosticada con la enfermedad en 2011.

“No sabemos en qué condiciones vamos a estar las personas que ya tenemos una enfermedad”, indica Pinzón que tuvo que dejar su trabajo como ‘home attendant’ (ayudante de salud en el hogar), debido al cáncer.

Las dudas de Pinzón, quien tiene cinco años residiendo legalmente en Nueva York, se repiten en un sinnúmero de hogares latinos donde algún miembro sufre de una enfermedad crónica.

Este escepticismo también se ha hecho presente en algunos miembros de la comunidad médica y organizaciones que ayudan a pacientes de bajos recursos.

“Mientras que se ha dado mucha atención a las primas en los nuevos intercambios (de seguros), hay muchos otros costos para un enfermo crónico. El tratamiento del cáncer de sangre es complejo y costoso, y a menudo requiere de uno o más fármacos que se encuentran en la categoría de ‘medicina especializada’ dentro un plan de salud”, dice Brian Rosen, vicepresidente de Política Pública, de la Leukemia & Lymphoma Society.

“Muchos estados no han tomado medidas para garantizar que los pacientes estén protegidos contra los altos costos fuera de su bolsillo, que impiden el acceso a los medicamentos especializados necesarios para tratar sus condiciones médicas”, agrega.

Sin embargo, los promotores de la ACA aseguran que la nueva ley busca proteger a los pacientes con enfermedades preexistentes, de los abusos que, por muchos años, venían cometiendo las compañías privadas de seguro.

“Esas condiciones preexistentes son males que se han diagnosticado, que ya están en tratamiento y de los cuales existe un récord médico”, dice el doctor Jaime Torres, director regional del Departamento de Salud de Estados Unidos para Nueva York y Nueva Jersey.

Gracias a una de las provisiones de la ley, ahora las aseguradoras no podrán discriminar contra personas con problemas de salud previos, así como tampoco podrán limitar o negar beneficios o cobertura porque eso será completamente ilegal.

“A partir del 1 de enero de 2014, se hará efectivo que las personas adultas con enfermedades anteriores no podrán ser rechazadas por los seguros. Ya esto es efectivo con los menores de 19 años”, explica el galeno hispano.

Según Torres, más de 129 millones de personas en EE.UU. sufren de una condición crónica, por lo que ya tienen un récord. “Por eso, cuando buscaban seguro médico era muy difícil encontrarlo o muy caro para pagarlo”.

“Los hispanos entran en esa categoría, porque muchos sufren de diabetes y otras condiciones. Y los niños latinos tienen una gran incidencia de asma”, agrega Torres.

Según estimaciones del Gobierno federal, en Nueva York hay unas 8.6 millones de personas no ancianas que padecen de algún tipo de enfermedad que requiere de largo tratamiento, incluyendo un millón de niños. La mayoría no tenía cobertura por su padecimiento.

Pinzón fue de las personas que experimentó en carne propia esta discriminación. “El seguro que yo tenía con mi compañía no me respondió absolutamente por nada cuando me enfermé”.

Hoy, gracias a que pudo obtener cobertura bajo el programa de Medicaid, ha podido pagar su costoso tratamiento. “Los dos medicamentos que consumo todos los días cuestan $5,000 mensuales, y no los podría pagar sin el Medicaid”, dice la paciente.

En este momento la leucemia de Pinzón está en remisión y aunque su cáncer de tiroides no ha desaparecido del todo, está siendo controlado.

Gracias a la ACA, ya es ilegal que las aseguradoras discriminen a niños con condiciones preexistentes, lo que entró en vigencia desde septiembre de 2010. Existen más de 17.6 millones de niños estadounidenses menores de 19 años que sufren un sinnúmero de enfermedades crónicas como el asma, que ya están cubiertos.

Los latinos en Estados Unidos son uno de los grupos más propensos a sufrir problemas de salud crónicos. Algunos de los más comunes son:

  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Males cardíacos.
  • Asma.
  • Cáncer.
  • Enfermedad neurológica.
  • Problemas mentales/psicológicos.

En Estados Unidos, 129 millones de personas tienen una enfermedad preexistente.

En Nueva York, 8.6 millones de personas padecen de enfermedades preexistentes.

Más información

Página del Gobierno federal: cuidadodesalud.gov, y la línea de ayuda: 1-800-318-2596.

Páginas del estado de NY: healthbenefitexchange.ny.gov y ExchangeFacts.org.

No te pierdas nuestra serie especial ‘Todos sobre la Reforma de Salud’, que publicamos cada lunes.