Misteriosa muerte de discapacitada en Brooklyn

En relación con el deceso de Melissa Torres, se arrestó a su novio Angelo Sánchez, en cuya vivienda fue encontrado el cuerpo sin vida de la mujer
Misteriosa muerte de discapacitada en Brooklyn
El apartamento donde fue hallada muerta Torres, de 32 años, está ubicado en el 70 de la calle Clymer en Brooklyn.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Brooklyn – Una mujer discapacitada fue encontrada muerta sin que se conozcan las causas del deceso, mientras rumores en el vecindario apuntaban a que fue estrangulada o apuñalada con un corte en el cuello.

Melissa Torres, 32 años, residente en el proyecto de viviendas Taylor Wythe, en Brooklyn, fue hallada inconsciente este domingo en el bañera del apartamento donde residía y fue declarada muerta por los paramédicos en el lugar.

Por los hechos, las autoridades arrestaron ayer a Angelo Sánchez, de 41 años, y lo acusaron de asesinato en segundo grado y por poner en riesgo el bienestar de un menor. El domicilio del sujeto fue identificado como el 70 de la calle Clymer, Brooklyn, el mismo lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida de la mujer. Según algunos reportes, el arrestado era el novio de la víctima con quien tenía un hijo de dos años.

Ayer, la Policía custodiaba la puerta de entrada del apartamento y continuaba investigando la escena.

Según Doris Acosta, vecina de Torres, ésta “se movilizaba gracias a una silla de ruedas eléctrica, vivía con un hombre y un niño de unos dos años”.

Otra vecina, Pessie Galb, dijo haberla notado cambiada: “Hace dos días la vi y me pareció diferente. No quise preguntarle porque estaba con su esposo. Ella lo había dejado, pero volvió con él después de que salió en libertad condicional”.

Galb, que lleva 37 años en el edificio, afirmó que tenía contacto con la fallecida a la que habitualmente ayudaba haciéndole recados, desde que llegó hace cinco o seis años al complejo.

Según otra residente, que pidió ser identificada solamente como M, la víctima “parecía una persona feliz y su bebé era juguetón. Podías ver que el bebé estaba bien cuidado cuando se sentaba al sol en el exterior del edificio y jugaba con él”.

Yudelca Corporán, que trabaja en el centro comunitario de la zona con programas extraescolares para niños mayores de seis años, recuerda haberla visto varias veces sentada frente al edificio con el infante y el sujeto.

“Parecían una pareja normal, se sentaban a tomar el fresco, parecían tranquilos y si hacías contacto con la mirada te saludaba”, dijo Corporán.

Respecto a la razón por la que se encontraba en silla de ruedas, según Luisa García —cuya hermana vive en el edificio— fue debido a un accidente de auto.

Sin embargo, para Galb su incapacidad era de nacimiento. Corporán indicó que parecía no tener piernas porque la tela del pantalón caía vacía.

Al cierre de esta edición, no se conocía oficialmente la causa de su muerte, ni por la Policía ni por la oficina del Médico Forense que estaba realizando la autopsia correspondiente.