No hay lugar para los esteroides

La suspensiones por drogas para mejorar el rendimiento deportivo (PED’s) son decepcionantes, no solo para los protagonistas de esta saga sino por la revelación que ya muchos sabían sobre el estado de los deportes profesionales, especialmente el béisbol.

A raíz de la investigación periodística que reveló que la clínica en Miami, Biogenesis, se servía de laboratorio de sustancias ilegales en las Grandes Ligas para algunos de los nombres reconocidos y mejores pagados. El deporte una vez más se encuentra en medio de un escándalo que amerita acción inmediata y cambios significativo para salvar lo que queda de la imagen juego.

Las suspensiones comenzaron hace varias semanas, con uno de los nombres más grandes – Ryan Braun. Ayer fue Alex Rodriguez, la tercera base de los Yankees y el mejor pagado y el nombre más famoso hasta el momento. Rodríguez fue suspendido por 211 juegos y apelará la decisión. Mientras que Braun, y 11 jugadores aceptaron un acuerdo con la liga sobre su participación en el escándalo Biogénesis y fueron suspendidos por 50 partidos y recibirán un golpe financiero.

El uso de PED’s le permite a estos atletas realizar sus labores profesionales a un nivel superior, recuperarse rápidamente y sobresalirmas que sus compañeros.

Esto no solo sucede en el béisbol. No podemos olvidar al ciclista Lance Armstrong que dominó por más de una década. Lo hizo utilizando substancias, abogó en contra de ellas, denigro a sus críticos y mintió a sus simpatizantes.

Este problema va mas allá de los atletas que usan PED’s ilegales. Hay una falta de vigilancia. Y un sistema fallido por todos los ámbitos.

Esto no es nada nuevo, ni en béisbol u otros deportes. Desde 1889 se han uti lizado anfetaminas, y a través de las décadas por más de un siglo los métodos y sustancias han cambiado y cada vez es más difícil detectarlos. Pero siempre el conocimiento del uso ha estado ahí. Y al igual que temas controversiales con muchos intereses entre medio, estos no se discuten a menos que suceda un escándalo significativo.

¿Qué mensaje reciben los aspirantes?

Las grandes Ligas se ha hecho de la vista larga. Han enviado mensajes mixtos a los peloteros en sus sistemas de ligas menores, academias internacionales y a todos aquellos jóvenes que algún día sueñan con ser peloteros. La Liga al igual que el sindicato de peloteros deben tomar medidas estrictas hacia substancias dañinas a la salud y crean una desventaja para los jugadores honestos.

Las Grandes Ligas a la misma vez que encaran estos escándalos, debe lanzar ferozmente, campañas antidopaje utilizando jugadores ejemplares que han sido opacados por las celebridades sobre pagadas, y que durante sus carreras han sido grandes embajadores del deporte, aunque nadie haya prestado atención. Así podrán promover una liga que informe a los jóvenes sobre las consecuencias de los esteroides y premie a los que de verdad aman y respetan el béisbol.