Consejos y ofertas para el regreso a clases

Déjenos ayudarle a comprar y cuidar la ropa de sus hijos para este nuevo año escolar

Nueva York — Un nuevo año escolar está por comenzar y, con él, el dolor de cabeza de tener que salir a comprar uniformes, bolsos y zapatos.

Para ayudarle con este regreso a clases, le recordamos los consejos básicos para ahorrar, y unos nuevos para hacer las mejores elecciones con las nuevas prendas y otros tips para mantenerlas.

Primero que todo:

Haga un inventario en armarios y cajones para ver lo que hay y lo que hace falta. Así se evitan las compras innecesarias.

Use los cupones de descuento. Hay decenas de tiendas y sitios online donde los puede conseguir.

Chequee las rebajas. Casi todas las tiendas tienen rebajas especiales durante estos días (ver anexo).

Ya con las ofertas en mente y los cupones en mano, vaya a la tienda pero no se deje llevar solamente por los precios. Mire un poco más allá.

Elegir sabiamente le puede ayudar a ahorrar tiempo, dinero y problemas más adelante.

Las piezas duraderas y bien construidas resisten las manchas más difíciles resultado de las horas de clase y juego durante todo el año escolar. Además, con sólo un poco de cuidado, los uniformes se pueden mantener mejor por más tiempo.

Busque calidad. Los uniformes de alta calidad tienden a ofrecer una serie de características que aumentan la durabilidad y reducen molestias de lavandería.

Por ejemplo, las rodillas de doble capa y doble costura hacen piezas más durables; los tejidos resistentes a las arrugas y que no se planchan hacen que su hijo se vea bien todo el día; y los uniformes sin etiquetas y con cinturas o collares ajustables promueven comodidad durante todo el día

Cambio de ropa

A veces la mejor manera de asegurar que la ropa dure es separar la ropa para la escuela y la ropa para jugar.

En cuanto su hijo llegue a casa de la escuela, quítele el uniforme antes de que se ponga a jugar y cuélguelo.

Lea y siga las etiquetas de cuidado para cada pieza, no todos los tejidos tienen el mismo lavado y secado.

Trate las manchas directamente tan pronto como sea posible. Para las manchas grandes, use líquido quitamanchas directamente sobre la zona afectada antes de lavar.

Use el detergente correcto. Aditivos blanqueadores pueden disminuir las manchas, pero también podrían disminuir el color de la tela. Elija detergentes diseñados para quitar las manchas y que también conserven los tonos originales.

Lave con agua fría cuando sea posible para proteger los colores

Utilice un ajuste de temperatura más baja en la secadora para ayudar a mantener las telas luciendo como nuevas. Aún mejor: utilice una línea de tender o tendedero interior cuando tenga el tiempo

Para ayudar a reducir el desgaste, compre varios uniformes para que su hijo tenga piezas suficientes para todos los días de la semana.

Fuente: walmart.com.