El Colo Colo ahoga penas en la Sudamericana tras deambular por el torneo local

El Colo Colo chileno ahogó este miércoles sus penas ante El Tanque Sisley uruguayo, logró la clasificación a la segunda ronda de la Copa Sudamericana y dejó de lado temporalmente la mala imagen que ha mostrado en el torneo local, en el que está colista.
El Colo Colo ahoga penas en la Sudamericana tras deambular por el torneo local
En la imagen, jugadores de Colo Colo. EFE/Archivo

Santiago de Chile, 8 ago (EFE).- El Colo Colo chileno ahogó este miércoles sus penas ante El Tanque Sisley uruguayo, logró la clasificación a la segunda ronda de la Copa Sudamericana y dejó de lado temporalmente la mala imagen que ha mostrado en el torneo local, en el que está colista.

Bajo la lluvia santiaguina, unos doce mil aficionados se acercaron al Estadio Monumental y respiraron por fin con los tantos del paraguayo Fabián Benítez y el argentino Javier Toledo.

Los hombres del técnico guaraní Gustavo Benítez alegraron la noche a sus seguidores, quienes no se acostumbran a que el equipo del pueblo en Chile se tenga con contentar con estas pequeñas dosis de fútbol.

Sobre todo si se tiene en cuenta que el Colo Colo es el único club chileno que se ha alzado con la Copa Libertadores, en el año 1991, con un plantel que contaba, entre otros, con Patricio ‘el Pato’ Yáñez, Jaime Pizarro y los argentinos Daniel Morón y Marcelo Barticciotto.

O si se recuerdan los tiempos en los que el balón rodaba bajo los pies de Francisco Valdés, Carlos Caszely o, más recientemente, Arturo Vidal, Matías Fernández o ‘Chupete’ Suazo.

Y es que el Colo Colo no pasa por su mejor momento. Cuatro años han pasado desde que el conjunto albo sumara a sus vitrinas su último trofeo y hace tiempo que ninguno de sus jugadores disfruta de la titularidad en la selección chilena.

Para colmo, las satisfacciones que llegan a cuenta gotas se ven emborronadas por actuaciones como la de un grupo de barristas colocolinos que tras el partido de anoche, en una muestra de su escasa inteligencia, apedrearon el autocar de su equipo, al confundirlo con el del Tanque Sisley, e hirieron, levemente, al jugador albo Gonzalo Fierro.

El equipo que parece no tener problema alguno es el Universidad Católica, líder de la liga chilena y que por primera vez en su historia logró ganar como visitante en esta copa merced a un solitario cabezazo del argentino Ismael Sosa.

Otro de los grandes del país austral, el Universidad de Chile, también revivió este martes en el campeonato continental al darle la vuelta a la eliminatoria ante el Real Potosí boliviano con un contundente 5-0.

Pese a las promesas por recuperar la esencia de la U de Sampaoli de 2011 después del infructuoso paso de Darío Franco, el proyecto de Marco Antonio Figueroa no conseguía arrancar al sumar una derrota y un empate en el torneo Apertura.

El desahogo ante los bolivianos hace respirar al “Fantasma” Figueroa, quien tendrá la oportunidad de demostrar ante su afición contra el Cobresal que lo sucedido el martes no fue una anécdota y que hay una mejoría en el juego.

Para ello contará a partir de ahora con el delantero Patricio Rubio, procedente del Unión Española y exjugador del Colo Colo, y que se ha convertido en el jugador local más caro del fútbol chileno, al pagar los azules 1,65 millones de dólares por la mitad de su ficha.