Google Glass revoluciona la tecnología

Google Glass revoluciona la tecnología
Taylor Jones, socio de la compañía Whiteboard, enseña cómo usar el Google Glass.
Foto: ap

San FRANCISCO — Google espera cambiar la faz de la tecnología persuadiendo a la gente a interactuar con sus computadoras mediante un nuevo dispositivo a la altura de los ojos.

Esa es la inspiración de Google Glass, un dispositivo que contiene una computadora oculta, una pantalla traslúcida del tamaño de un pulgar sobre el ojo derecho y otros mecanismos. Este armazón de titanio que se coloca a modo de gafas permite al usuario recibir resultados de búsquedas, leer correo electrónico, explorar mapas y planos en busca de direcciones y mantener videodiálogos sin necesidad de un teléfono multiusos o una tableta. El comando oral incluso permite tomar fotos y videos sin emplear las manos.

Google Inc. afirma que Glass permitirá que la tecnología sea más manejable y conveniente en situaciones sociales en vez de estar sacando el teléfono para recibir los mensajes, pero los críticos opinan que Glass es un ejemplo más de lo esclavizada que está la gente a sus aparatos digitales y un indicio de que la tecnología atenta contra la privacidad.

Solamente unas 10,000 personas en Estados Unidos podrán pagar $1,500 para adquirir una versión a prueba de Google como parte del programa “Explorer”. Por eso me interesé en ver de qué se trataba. Finalmente lo logré la semana pasada, cuando Google invitó a unos pocos reporteros y blogueros especializados en tecnología para probar Glass bajo supervisión de la compañía, en una oficina especialmente equipada en San Francisco que Google llama “campamento base”.

Solo ocho solicitudes de The New York Times, Facebook, Twitter, Path, Evernote, CNN, Tumblr y la revista Elle fueron aprobadas para su uso en la edición Explorer. Lamentablemente, ninguno de los modelos de Glass que nos permitieron probar contenían todas las aplicaciones (“Glassware”) diseñadas para el artefacto.