Que no quepa duda acerca de stop-and-frisk

Como avispas sobre flor que buscan chupar del néctar, así volaron el lunes políticos, activistas y organizaciones una vez la jueza Shira A. Scheindlin emitió su sentencia que declara inconstitucional el stop-and-frisk.

Ninguno mencionó como al escribir las 195 páginas de su fallo a la juez no le tembló su mano.

Sin embargo, el ‘tirallonario’ de City Hall, Michael R. Bloomberg la emprendió en contra de la valiente jurista. De acuerdo al acomplejado Napoleón de la poltrona municipal, la decisión de la jueza causaría que en el futuro mueran inocentes.

Entiéndase que en ninguna parte de su decisión la jueza Scheindlin pone fin a la práctica selectiva de detención y cacheo del NYPD. Lo que sí la jueza incluye detalladamente, entre otras cosas, es cómo desde principio del año 2004 hasta junio del 2012 el 83% de los 4.4 millones de los que fueron parados y revisados eran jóvenes latinos y negros.

De hecho el fallo de la jueza le da salida responsable al gobierno de Bloomberg. Durante el proceso judicial la jueza pidió, y no recibió, la cooperación de la Administración. Lo que recibió fueron pronunciamientos públicos que tenían la intención de intimidar.

Ahora el derrotado alcalde procederá a apelar la decisión, en vez de acatar lo que dicta el fallo en forma ecuánime.

“La corte hizo lo que le correspondía. Corrigió una injusticia tal y como lo ha hecho históricamente en casos donde hay víctimas que han sido discriminadas. Desempeñó su rol histórico”, aseveró el licenciado Juan Cartagena de PRLDEF en conversación telefónica.

Que no quepa duda, que la jueza Scheindlin posee el tesón y los ovarios que Miguelito, el enano malcriado, no tiene.

Bajofuego@eldiariony.com