Islamistas no ceden y Ejército egipcio amenaza

Islamistas no ceden y Ejército egipcio amenaza
Miembros de las Fuerzas de Seguridad se enfrentan a los manifestantes en la plaza de Rabea al Adauiya en El Cairo durante las protestas de los últimos días.
Foto: efe

EL CAIRO, Egipto/AP — El líder del ejército egipcio advirtió ayer que sus fuerzas no permitirán más actos de violencia después de la muerte de cientos de personas durante varios días de inestabilidad política, al tiempo que pidió la inclusión política de los partidarios islamistas del derrocado presidente Mohamed Morsi.

El ministro de Defensa, el general Abdel-Fatá el-Sisi y quien encabezó el golpe de Estado del 3 de julio que derrocó al presidente Morsi, reiteró que el ejército no tiene la intención de tomar el poder del país más poblado del mundo árabe.

El-Sisi hizo así sus primeras declaraciones públicas desde una ofensiva mortífera el miércoles contra dos campamentos de simpatizantes Morsi que dejó cientos de muertos y desató la violencia en todo el país.

Mientras tanto, al menos 79 personas murieron y 549 resultaron heridos en los disturbios del sábado en todo Egipto, según anunció ayer el Consejo de Ministros, que prometió mantener su “lucha contra el terrorismo”.

El Gobierno señaló que estas cifras de víctimas proceden del Ministerio de Sanidad, sin detallar los sucesos que se saldaron con muertos y heridos.

Los islamistas se manifestaron ayer en varios puntos de Egipto y, en ciudades como Alejandría, donde estallaron choques entre partidarios y detractores del depuesto presidente Mohamed Mursi.”No vamos a quedarnos en silencio observando la destrucción del país y la gente, o la quema de la nación y el amedrentamiento de los ciudadanos”, dijo en declaraciones citadas por la televisora estatal y publicadas en la página oficial del ejército en Facebook.

Más de 10 mil islamistas marroquíes, según cálculos independientes, se manifestaron ayer en Rabat en una marcha pacífica para condenar al “régimen golpista militar egipcio” y pedir al Estado marroquí que no reconozca al Gobierno egipcio actual.

Convocados por varias organizaciones de carácter islamista, y principalmente por el movimiento mayoritario y semitolerado de Justicia y Caridad (JyC), los manifestantes marcharon ordenadamente por la avenida más céntrica de Rabat , siendo vigilados de cerca por el ejército.