Ferretti no se arrepiente de responder insultos en estadio de Santos

El brasileño Ricardo Ferretti, técnico del Tigres, dijo que no se arrepiente de haber respondido a los insultos y agresiones que recibió de parte de algunos aficionados.
Ferretti no se arrepiente de responder insultos en estadio de Santos
El entrenador de Tigres, Ricardo Ferretti, se retira del campo al finalizar un encuentro ante. EFE/Archivo
Foto: EFE / Archivo

México, 19 ago (EFE).- El brasileño Ricardo Ferretti, técnico del Tigres, dijo que no se arrepiente de haber respondido a los insultos y agresiones que recibió de parte de algunos aficionados en el duelo que su equipo perdió el viernes por 3-0 ante el Santos.

El estratega brasileño fue expulsado del partido luego de intercambiar insultos con algunos aficionados que supuestamente le arrojaron cerveza a lo que él respondió tirándoles agua y también insultos.

“No me arrepiento, sé que va haber una sanción económica, a lo mejor un partido o dos y la tendré que cumplir. Pero ¿al estadio qué es lo que le pasa? porque es una institución contra un entrenador, no tenemos quien nos proteja”, declaró Ferretti en rueda de prensa

El brasileño recordó que en partidos anteriores ante el Santos le sucedió lo mismo y que en esa zona no hay personal de seguridad para controlar a los aficionados que van a agredir a la banca visitante.

“Hay cédulas de los partidos anteriores donde ya está asentado que hubo ataques a mi persona”, señaló Ferretti, quien se dijo seguro de que le arrojaron cerveza y orines.

Reconoció que su conducta no fue la mejor y advirtió que este tipo de acciones por parte de algunos aficionados, se tienen que controlar porque se puede convertir en una ‘guerra’.

“Regresaremos en dos o tres semanas y tendré que irme de traje de buzo”, ironizó el brasileño, quien junto con su equipo visitará nuevamente al Santos en la sexta jornada de la Copa MX, el 24 de septiembre.

Según el reglamento, la sanción del estratega sería de entre tres y doce partidos.

Ferretti dijo que le preocupa la escasa ofensiva que el Tigres generó en su último partido, que perdió por 3-0 al Santos Laguna, y que a pesar de la derrota su equipo está tranquilo.

“No tuvimos llegadas y eso me preocupa. Tenemos que trabajar más. Mi equipo está tranquilo. En las buenas con el clásico -se impuso por 3-1 al Monterrey- estuvo tranquilo y en las malas contra Santos está tranquilo”, apuntó.