GOP traba ciudadanía

Gobierno, por su parte, ha intensificado arrestos de indocumentados en Arizona
Sigue a El Diario NY en Facebook
GOP traba     ciudadanía
Activistas y familiares de los 223 detenidos en operativo, en 16 lavados de autos en Arizona, piden libertad para 30 de ellos, ayer.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.— A pesar de los esfuerzos de grupos pro inmigrantes, al menos en papel, el Partido Republicano no ha dado señales de querer otorgar ciudadanía a la mayoría de los indocumentados que viven en el país. El Gobierno, por su parte, ha intensificado los arrestos de indocumentados, complicando la situación de cientos de personas en Arizona.

En su reunión anual de verano, el Comité Nacional Republicano (RNC) aprobó una resolución sobre la política migratoria donde se especificó que “la mayoría de los estadounidenses apoyan la inmigración legal y se oponen a cualquier forma de amnistía que dé ciudadanía a los indocumentados”.

Además, el documento pide asignarles un estatus legal especial a los jóvenes que llegaron como menores, que les permita trabajar por cinco años con renovación, pero que no sea una vía para la ciudadanía.

Para el resto proponen un permiso de trabajo que sería renovable cada dos años y que tampoco daría posibilidad de hacerse ciudadanos.

Activistas pro inmigrantes han estado liderando actividades para presionar a legisladores republicanos. Hasta ahora 23 congresistas han reconocido que apoyan la medida a la ciudadanía. Sin embargo, es el liderazgo quien debe inclinarse para que logre concretarse.

Mientras la reforma migratoria se debate a nivel político, en terreno, el Gobierno continúa realizando operaciones que llevan a deportación de indocumentados. El fin de semana el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) realizó arrestos masivos en 16 centros de lavados de autos de la compañía Danny’s Carwash, lo que resultó en el arresto de 223 personas.

“Las operaciones de ICE aterrorizan a nuestra comunidad y a pesar de lo que digan habrá niños que irán a dormir sin sus padres y que se despertarán en la mañana sabiendo que no los verán más”, dijo Natally Cruz, organizadora de Puente Arizona.

Los familiares de los detenidos clamaron ayer por su liberación e insistieron en que no son criminales y merecen quedarse en el país. La mayoría de ellos son personas con deportaciones previas.

De acuerdo a los datos proporcionados por ICE, 14 individuos están bajo arresto criminal, 30 están bajo custodia basados en sus antecedentes criminales y de inmigración y 179 calificaron para la aplicación de discreción procesal. Es decir, que no serían deportados.