Pases Cortos

Sigue a El Diario NY en Facebook

Desde Honduras ya toman sus previsiones para el duelo de Eliminatoria contra México del 6 de septiembre.

El presidente de la Federación de Futbol de dicho país, Rafael Callejas, anunció que si los dos jugadores que arrojaron positivo por clembuterol juegan con la Selección, entonces elevarán una querella ante FIFA.

“México ya tuvo el mismo problema en el Mundial de Alemania (2006 con Salvador Carmona y Aarón Galindo por motivos aún desconocidos) y la Copa Oro del 2011.

Medios españoles informaron que la directiva del Valencia ya hizo la transferencia por 10 millones de dólares, alrededor de 7 millones de euros, a la cuenta de Rayados por los servicios de Dorlan Pabón.

La directiva albiazul dijo que hay que esperar. Luis Miguel Salvador, consultado afuera de las oficinas del club, expresó que hay que esperar varias horas para recibir el informe del banco sobre el depósito del club español.

Si Cruz Azul y River Plate no llegan a un acuerdo que permita a Teófilo Gutiérrez jugar con el club argentino, él está dispuesto a regresar a México, según su representante.

“Si a mí el presidente, o el vicepresidente, o alguna autoridad de Cruz Azul me envía un documento a mí o al jugador diciéndonos que tenemos que regresar a México y que la negociación se cayó, nos envían los pasajes y estamos en México al día siguiente.”, dijo Efraín Pachón, agente de “Teo”.

Omar Asad, el técnico del Atlas, reconoció que aún está en el proceso de adaptación al futbol mexicano, donde no ha logrado los resultados que esperaba.

“Creo que me estoy acomodando al sistema de los rivales, de visitante, de local, no lo esperaba. Yo pensaba que al menos [a estas alturas del torneo] podía estar a mitad de la tabla, pero tengo que estar expectante para seguir trabajando y mejorando”, dijo el “Turco”, quien ya había hablado de la falta de resultados en el torneo.

Mauro Formica, último refuerzo de Cruz Azul, reconoció que está en desventaja frente a sus compañeros para ganarse un lugar en La Máquina.

El argentino, quien apenas llegó la semana pasada a México y comenzó a entrenar con el equipo el viernes pasado, aceptó que deberá exigirse al máximo para ganarse la titularidad.