Timonel del Sunderland suspende a jugador por burlón

El director técnico del club, Paolo Di Canio se toma las cosas muy serias y no tolera que sus jugadores hagan mal uso de los recursos, incluso de las redes sociales.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Timonel del Sunderland suspende a jugador por burlón
Aquí el entrenador del Sunderland, Paolo Di Canio, quien suspendió indefinidamente a Bardsley por comentarios en redes sociales.
Foto: AP

México.- Información publicada por el diario inglés The Guardian señala que el Sunderland inglés suspendió indefinidamente al lateral de 28 años, Phil Bardsley quien hiciera una burla al equipo por la derrota ante el Fulham en la primera fecha de la Premier League.

El incidente por el cual fue expulsado Bardsley consistió en responderle en Instagram a Scott Harrison, jugador de la Sub-21 del Sunderland.

Scott Harrison, posteó una foto en Instagram de un túnel en el Stadium of Light, con la leyenda “#openingday (día de inicio)”. En respuesta, Bardsley escribió “Great opening day Hahahhahaha hahahhaha!!! (Gran día de inicio)”. Acto seguido, la cuenta de Bardsley desapareció.

Estas acciones son muy castigadas por el director técnico del equipo, Paolo Di Canio, quien ha prohibido a sus jugadores hablar por celular, beber refrescos con hielos o café, comer mayonesa o salsa cátsup y hasta cantar al bañarse, entre otras acciones.

Mientras el incidente se investiga y resuelve, el jugador en cuestión no se podrá presentar a entrenar.

Este no es el primer incidente que molesta a Di Canio; el jugador de 28 años ya había provocado la ira del timonel al final de la temporada pasada, cuando fue fotografiado en un casino (ver video).

Como consecuencia de este acto, el defensa entrenó con la selección sub-21 durante la pre-temporada y no se le dio un número de equipo de Sunderland.

El equipo ya tenía pensado vender al jugador antes de la fecha límite de transferencia el 2 de septiembre, pero una fractura en el pie de Bardsley mientras jugaba para la selección sub-21 la semana pasada frustró las esperanzas del club inglés.