Spitzer y Stringer se lanzan ataques en debate para Contralor

Spitzer y Stringer se lanzan ataques en debate para Contralor
Eliot Spitzer
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK — Los postulantes a la Contraloría de Nueva York, el exgobernador Eliot Spitzer y el actual Presidente del Condado de Manhattan, Scott Stringer, sacaron a relucir anoche sus principales logros como funcionarios públicos en un debate televisado en el que pidieron el apoyo de los votantes para las primarias del próximo 10 de septiembre.

Mientras Spitzer señalaba que sus detractores lo ven como “una amenaza” y apelaba por “otra oportunidad”, Stringer resaltaba su conocimiento de “todas las agencias” municipales al desempeñar su cargo en los últimos siete años.

El debate —coauspiciado por El Diario La Prensa— fue tranmitido en español a través de eldiariony.com y en inglés por CBS New York.

A la pregunta sobre el papel que juega la moralidad en el desempeño de un cargo público, Spitzer respondió que “es importante”, aunque reconoció haber “cometido errores” y que había aprendido de ellos.

“He descendido en mi carrera, pero creo que la gente me va a dar esa oportunidad”, señaló Spitzer, quien renunció al cargo de gobernador de Nueva York en 2008 luego de admitir haber pagagado por sexo con prostitutas.

Stringer, no desaprovechó esta oportunidad para atacar a Spitzer señalando que “él (Spitzer) violó la confianza del pueblo en su última función”.

Sin embargo, Spitzer indicó tener la trayectoria necesaria para encargarse de las finanzas municipales. “Creo que esta campaña es sobre la credibilidad en los mercados capitales”, dijo.

Aunque ambos señalaron caerse bien, el debate derivó por momentos en ataques personales. Spitzer responsabilizó a Stringer por el tercer mandato del alcalde Michael Bloomberg, caracterizado —según él— por un impacto negativo en la educación y en la vivienda pública. A esto, el presidente de Manhattan respondió que “nadie cree que yo le di un tercer término” y que su rival sólo decía esto por “hablar de algo”.

Stringer le pidió a Spitzer revelara el pago de sus impuestos durante los últimos cinco años y aludió un informe sobre sus inversiones en las Islas Cayman. Spitzer respondió que esas inversiones no eran suyas sino de la fundación de sus padres que ha ayudado a los museos de Nueva York.

A la pregunta de si trabajarían por el salario de $1 al año. Spitzer respondió que sí lo haría, aunque pidió a la gente que no creyera que él es Bloomberg, quien recibió esa suma desde que asumió la alcaldía en 2002. “Creo que hay un significativo número de ceros entre él (Bloomberg) y yo”, dijo Spitzer.

Stringer, mientras tanto, respondió negativamente a la pregunta y dijo que él sí necesita el salario de contralor —que asciende a $185,000 anuales— citando como razón sus dos pequeños hijos.

Finalmente, Spitzer prometió luchar por los inmigrantes que necesitan licencias de conducir y por los trabajadores de bajos ingresos que no reciben sus pagos, así como luchar contra el sistema de Wall Street que “estaba engañando al público”.

Stringer indicó que estará vigilante por las familias trabajadoras que están siendo exprimidas financieramente. “Tenemos que contruir viviendas más acequibles y nuestra infraestructura educactiva”, enfatizó.