Disminuyen los indocumentados en California y Nueva York

Sin embargo, a nivel nacional el número de inmigrantes sin papeles aumentó a 11.7 millones

Guía de Regalos

Disminuyen los indocumentados en California y Nueva York
El informe del PEW revela que en el caso de Nueva York, la ciudad tenía un millón de indocumentados en el 2008, cifra que bajó a 875,000 en el 2012.
Foto: AP

California – El declive en la población indocumentada en Estados Unidos que se vio durante los peores años de la recesión económica muestra señales de detenerse e incluso de revertirse. Un nuevo estimado del Pew Hispanic Center indica que la población sin papeles habría aumentado de 11.4 a 11.7 millones, pero aún es menor que en el máximo alcanzado en el 2007.

No obstante, demógrafos del PEW indican que el aumento no es significativo y puede deberse a diferencias en la data utilizada y a que no hay un conteo exacto sino solamente estimados de quienes pueden ser indocumentados.

“El patrón de los números es fuerte: vimos aumentos fuertes en la población indocumentada entre 1990 y 2007, cuando llegó a su punto más alto, y en los dos años subsiguientes bajó en casi un millón de personas. Desde el 2009, el cambio estadístico ha sido poco, aunque ha aumentado ligeramente desde entonces”, dijo Jeffrey Passel, el autor del más reciente reporte del PEW.

Lo que sí está claro es que cualquier aumento en la población sin papeles probablemente no viene de México, sino de otras regiones del mundo, probablemente Centroamérica y Asia.

El 60% de los indocumentados están concentrados en 6 estados del país (California, Texas, Florida, Illinois, New Jersey y New York), pero esta proporción es menor que la de 1990, cuando dichos estados contenían el 80% de los migrantes sin papeles.

California es el estado que más indocumentados ha perdido desde entonces, aunque sigue siendo el que tiene la mayor población de inmigrantes sin papeles: de 2.8 millones en el 2007 pasaron a 2.45 millones en el 2012. En 1990 el estado tenía el 40% de la población indocumentada del país y hoy en día tiene sólo el 21%. Nueva York tenía 875,000 indocumentados en el 2012, un declive respecto al máximo de 1 millón registrado en el 2008, una baja que se ha mantenido constante desde entonces.

Por el contrario, la población indocumentada de Florida y Nueva Jersey, que también bajó durante la recesión, ha aumentado ligeramente desde entonces.

Las evidencias de que la emigración hacia México continúa balanceando la inmigración –como ha ocurrido en los últimos años- continúan fuertes, y en particular se notan en la notable disminución en los arrestos de mexicanos en la frontera, al tiempo que ha aumentado la detención de indocumentados que no son mexicanos. La captura de “no-mexicanos” (una categoría que usan las autoridades de inmigración y que el PEW está tratando de estimar en más detalle, pero aún no tienen los datos), casi se duplicó en el 2012 con respecto a 2011.

Pilar.marrero@laopinion.com