Guardameta Orozco jugará hasta que no pueda más, dice técnico del Monterrey

El guardameta del Monterrey, Jonathan Orozco, jugará hasta que su lesión en el hombro izquierdo se lo permita y "no pueda más", declaró hoy el técnico del Monterrey, José Guadalupe Cruz.
Guardameta Orozco jugará hasta que no pueda más, dice técnico del Monterrey
El jugador de Monterrey, Jonathan Orozco, celebra una anotación de su equipo. EFE/archivo

México, 26 sep (EFE).- El guardameta del Monterrey, Jonathan Orozco, jugará hasta que su lesión en el hombro izquierdo se lo permita y “no pueda más”, declaró hoy el técnico del Monterrey, José Guadalupe Cruz.

El técnico anticipó que el portero jugará ante Pumas de la UNAM en la duodécima jornada del Apertura mexicano, luego de que el miércoles abandonó la concentración de la selección mexicana por una lesión en el hombro izquierdo.

“Jonathan trabajó al cien por ciento con el equipo y lo vi muy bien, es un muchacho que tiene un alto umbral al dolor y es un líder indiscutible en el grupo”, apuntó el entrenador.

Señaló que sí llega un momento en que Orozco le diga que no puede jugar entonces “vamos a parar, pero los riesgos que tomamos son calculados”.

El estratega dijo que Orozco no necesita “ninguna cirugía por ahora” y que ha trabajado en esta condición desde julio.

“La molestia en el hombro no es tan grave como para una operación inmediata y en algún momento se tendrá que operar y este no es el momento justo para hacerlo”, apuntó.

Cruz, quien dirige al equipo desde la octava jornada, dijo que pretenden sumar su tercer triunfo en fila ante el Pumas ya que una victoria los fortalece anímicamente y los acerca a puestos de Liguilla

“No queremos ser el equipo que le permita reaccionar a Pumas”, apuntó Cruz, quien dijo que no le importa que los felinos no registren triunfo en el torneo ya que espera “un rival difícil”.

El estratega también habló del duelo de cuartos de final de la Copa MX ante el Tigres, en el que se dará una edición más del ‘clásico regiomontano’.

“Nuestra afición está ávida de vencer al acérrimo rival (Monterrey); los ‘clásicos’ hasta en el barrio se quieren ganar y se juegan con orgullo”, señaló.