Wall Street advierte a Obama sobre peligros del cierre

Más de una decena de banqueros pidieron un acuerdo para aumentar el techo de la deuda y evitar una suspensión de pagos
Wall Street advierte a Obama sobre peligros del cierre
Corredores laboran en el edificio de la Bolsa de Nueva York en medio de la incertidumbre por el cierre de la administración federal.
Foto: AP / Richard Drew

Washington – Más de una decena de banqueros de Wall Street se reunieron hoy con el presidente, Barack Obama, a quien recordaron los graves peligros que supondría una falta de acuerdo para el aumento del techo de la deuda que evite una suspensión de pagos.

“Se pueden litigar asuntos políticos en sus foros políticos, pero no deberíamos usar como si fuera un garrote la amenaza de que Estados Unidos no cumpla sus obligaciones y pague sus deudas”, indicó en una rueda de prensa posterior a la reunión Lloyd Blankfein, consejero delegado de Goldman Sachs.

El cónclave, organizado por el Financial Services Forum, se da en el segundo día de cierre parcial de la Administración federal debido a la falta de acuerdo en el Congreso sobre un nuevo presupuesto, y a poco de que, el 17 de octubre, Estados Unidos alcance su techo de endeudamiento y esto obligue a obtener permiso del Legislativo para evitar una suspensión de pagos.

Tanto el presidente como los grandes banqueros de Wall Street coincidieron en que el llamado “cierre” del Gobierno y la suspensión de pagos tienen resultados “extremadamente adversos”, según Blankfein.

El consejero delegado de Goldman Sachs aseguró que existe consenso en la necesidad de no perjudicar en este momento la delicada recuperación económica y “el cierre del gobierno y, particularmente, la incapacidad de aumentar el techo de deuda, provocaría eso mismo”, un gran perjuicio.

En la reunión con Obama estuvieron presentes también el consejero delegado de JPMorgan, Jamie Dimon; el de Citigroup, Michael Corbat; el de Deutsche Bank, Anshu Jain, y el de Bank of America, Brian Moynihan, entre otros.

Antes de reunirse con el mandatario, los banqueros visitaron el Congreso y mantuvieron un encuentro con el responsable de los trámites legislativos de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy.

Moynihan advirtió tras ese intercambio que no hay nada más serio que el hecho que EEUU no pague sus deudas, “tanto si son los cheques de Seguridad Social (pensiones), préstamos a los pequeños negocios o las obligaciones del Tesoro”.