Bartra se doctora en su semana grande

Ante la baja de Javier Mascherano, el central barcelonista Marc Bartra ha pasado de tener una participación testimonial en el esquema de Gerardo 'Tata' Martino, a convertirse en una pieza a tener en cuenta para una posición en la que el Barça anda justo de efectivos.
Bartra se doctora en su semana grande
El defensa marroquí del Real Valladolid, Zakara Bergdich (d), intenta superar al jugador del F. C. Barcelona, Marc Bartra, durante el encuentro correspondiente a la octava jornada de primera división, que disputaron en el estadio del Camp Nou. EFE

Barcelona, 6 oct (EFE).- Ante la baja de Javier Mascherano, el central barcelonista Marc Bartra ha pasado de tener una participación testimonial en el esquema de Gerardo ‘Tata’ Martino, a convertirse en una pieza a tener en cuenta para una posición en la que el Barça anda justo de efectivos.

Tras pasar un año duro en el que gozó de pocos minutos, el canterano culminó anoche ante el Valladolid su semana perfecta, al encadenar tres titularidades consecutivas en las que ha demostrado que, con confianza, puede ser el central del futuro del club catalán.

La explosión de Bartra empezó a gestarse el pasado martes 24 de septiembre. El Barcelona recibía la visita de la Real Sociedad y en el minuto 31 Mascherano, que había disputado todos los minutos hasta la fecha, pidió el cambio por unas molestias en su bíceps femoral.

Martino no dudó y el tarraconense ocupó el lugar del argentino. Desde ese día, ha encadenado tres titularidades (Almería, Celtic de Glasgow y Valladolid) y ha aceptado con naturalidad el reto de ser el compañero de un consolidado, pero no por ello discutido, Gerard Piqué.

Ya en el partido ante la Real mostró su capacidad goleadora con una internada atrevida digna de un delantero centro, que sirvió para cerrar la goleada por 4-1 ante los vascos.

Pocos días después, estrenó titularidad ante el Almería y, a pesar de que la delantera rival no creó muchos problemas, se mostró sobrio y, sobre todo, seguro de sí mismo.

La prueba de fuego, sin embargo, le llegó en Glasgow. Su misión no era otra que frenar al griego Samaras, un gigantón habilidoso que, pese a ser el jugador más destacado del pobre juego de los escoceses, fue fácilmente contrarrestado por la colocación y agilidad del tarraconense.

Anoche, ante el Valladolid, se acabó de confirmar su buen estado de forma. Y es que no solo ha hecho gala de su calidad técnica con una elegancia innata en la salida del balón, sino que ha sido crucial para salvar un contragolpe peligrosísimo de los vallisoletanos.

En la primera mitad hizo gala de sus reflejos al birlarle el balón, en el último instante, a un Bergdich que se disponía a encarar la portería de Víctor Valdés.

Rápido, ágil y elegante, a sus 21 años Bartra parece seguir el camino de su compañero Gerard Pique, cuando, a base de minutos, empezó a crecer y a ser un fijo en los esquemas de Pep Guardiola en la ya lejana temporada 2008-2009.

Cinco años después, vuelve a emerger la figura de un defensa ‘made in La Masia’ en un Barça que, con la llegada de Martino, ha decidido que el fichaje de un central puede esperar y que, al menos hasta invierno, el equipo puede mantenerse competitivo con Piqué, Mascherano, Bartra y un Puyol triturado por las lesiones.

Tras el parón de selecciones, Martino recuperará al argentino y al ilerdense y podrá contar, por primera vez esta temporada, con sus cuatro centrales. Será entonces el momento de ver si la confianza con Bartra se mantiene o, por contra, si su entrada en el equipo fue sólo un espejismo.

Mientras tanto, el joven central catalán siempre podrá recordar que, del 24 de septiembre al 5 de octubre de 2013, vivió unos días mágicos en los que, tras una temporada sumido en el ostracismo, se volvió a sentir futbolista.

?>