Las FARC rechazan la premura en los diálogos

LA HABANA/AP — Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia rechazaron ayer tener responsabilidad en el ritmo de las conversaciones de paz que sostienen con el gobierno y especificaron que no se acordó un plazo para finalizar.

“Consideramos que el problema de la paz, la consecución de la paz es algo que merece todo el tiempo necesario… resolver un conflicto que lleva más de 50 años no es sencillo”, expresó a la prensa Marco León Calarcá, delegado rebelde.

“No hay ningún compromiso bilateral, ni en el acuerdo general, ni entre las delegaciones, que ponga un plazo fijo para el término del diálogo”, agregó.

Calarcá respondió algunas preguntas de los periodistas antes de entrar a la última sesión de trabajo del presente ciclo, durante el cual ambas delegaciones abordaron el segundo punto de la agenda sobre la participación política.

El gobierno de Juan Manuel Santos responsabilizó a las FARC de alargar las conversaciones de paz y le pidió a la guerrilla avanzar con más celeridad y demostrar con hechos su voluntad de lograr un acuerdo..

Por su lado Iván Márquez, jefe de la delegación guerrillera, dijo al terminar la ronda de conversaciones “hemos trabajando a fondo cada día. Estamos redoblando nuestros esfuerzos para que podamos dar pronto un informe satisfactorio sobre el punto de la participación política”.

Márquez calificó de “absurdo” que no se dé a conocer puntualmente los acuerdos que se alcanzan en cada ciclo y preguntó: “¿Cómo puede saber el país cuál es la dimensión de ese avance si se le priva de una información a la que tiene derecho?”.