La Casa Blanca esperanzada en acuerdo del Senado

La Administración Obama cree que hay potencial para que los líderes de la Cámara Alta consigan una solución al cierre de gobierno
La Casa Blanca esperanzada en acuerdo del Senado
El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid (foto), ha liderado junto al republicano Mitch McConnell una serie de negociaciones que buscan poner fin a la crisis de cierre de gobierno.
Foto: AP

Washington – La Casa Blanca confía en “el potencial” de las conversaciones que se están desarrollando entre republicanos y demócratas en el Senado cuyo objetivo es la reapertura de la Administración, paralizada desde el día 1 de octubre, y evitar la suspensión de pagos este jueves.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reconoció que el tiempo es esencial ya que apenas faltan dos días para alcanzar la fecha marcada por el Departamento del Tesoro a partir de la cual el Gobierno carecerá de autoridad para emitir nueva deuda y sólo podrá utilizar lo que conserve en caja o provenga de los impuestos.

“Creemos que hay un potencial ahí para lograr una resolución que termine con esta crisis fabricada e innecesaria”, insistió el portavoz en rueda de prensa en referencia a las negociaciones entre los líderes de la cámara alta.

“El presidente está satisfecho con el progreso que hemos visto en el Senado. Es importante tener en cuenta que el proceso que se ha realizado en el Senado es de ambos partidos que los senadores (Harry) Reid y (Mitch) McConnell han estado llevando a cabo”, subrayó el portavoz.

Carney no quiso detallar en qué punto se encuentran las conversaciones entre Reid, demócrata por Nevada, y McConnell, republicano por Kentucky.

El portavoz deseó que los republicanos de la Cámara de Representantes comprendan “la gravedad” del asunto y permitan avanzar hacia una solución a tiempo después de que esta mañana intentaran consensuar su propio proyecto de manera infructuosa.

El presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, dijo a los periodistas tras una larga reunión con miembros de su partido que no habían llegado aún a un acuerdo para impulsar un plan cuyos detalles trascendieron poco antes y que fue rechazado de inmediato por la Casa Blanca.

“No hemos tomado ninguna decisión sobre qué haremos exactamente”, afirmó Boehner, quien se comprometió no obstante a “trabajar” con los representantes de ambos partidos políticos para “intentar encontrar una forma de avanzar hoy”.

El presidente recibirá a la líder de la minoría, Nancy Pelosi, y a otra media docena de legisladores demócratas en la Casa Blanca esta tarde con el objetivo de que, en el caso de que la propuesta del Senado llegue a la Cámara, su bancada la apoye por unanimidad.