Ahora es la inmigración

La crisis pasó, al menos temporalmente, es hora de retomar los asuntos legislativos que quedaron por la mitad, como la reforma migratoria en la Cámara de Representantes.

Sería una tragedia que las cicatrices en la bancada republicana causadas por el tironeo del cierre de gobierno y la deuda, perjudique más lo que ya era el poco entusiasmo q ue existía entre la Mayoría de la Cámara Baja por una reforma integral.

La propuesta del presidente Obama de dar prioridad en estos últimos meses del año al presupuesto, a la inmigración y a la ley agrícola es razonable, es lo pendiente. El Congreso puede tratar varias leyes importantes al mismo tiempo. Ese es su trabajo.

Lo que no debe permitirse es que la frustracion actual en la Cámara Baja republicana sirva de una nueva excusa para dejar delado el trabajo ya realizado por el Senado con su proyecto de ley bipartidista.

Mucho menos vale culpar a Obama y a los demócratas de presionar con el fin de hacer quedar mal a los republicanos.

Primero, la Casa Blanca está cumpliendo una de sus promesas políticas impulsando la reforma.

Segundo, el que los republicanos estén divididos en este tema como para no lograr un acuerdo bipartidista es responsabilidad exclusiva de su bancada en la Cámara Baja. Es irreal la expectactiva de querer imponer condiciones extremas y despues acusar al presidente de no negociar o de ellos tener desconfianza de la Casa Blanca. En todo caso hay una negociación obligatoria con el Senado para elevar un proyecto a la firma del presidente.

Un influyente sector de los republicanos debería comprender que la reforma integral reportará más beneficios que perjuicios para el país. Que esta medida no es para congraciarse con los latinos, ni un proyecto especial demócrata, sino que contribuye especialmente a la economía.

El proyecto de ley aprobado por el Senado deja claro que hay un espacio de interés nacional en la reforma migratoria. Esa medida ya está en la Cámara Baja. Si la bancada republicana no se pone de acuerdo en una reforma integral de inmigración, por menos deben dejar que se vote la propuesta del Senado. Sino quieren participar positivamente, por lo menos que no estorben.