Ted Cruz pierde respaldo tras batalla contra “Obamacare”

Organizaciones y votantes ajenos al "Tea Party" se arrepienten de haber elegido al senador, que permaneció más de 21 horas en un discurso poco antes del cierre de gobierno
Ted Cruz pierde respaldo tras batalla contra “Obamacare”
Cruz recurrió al mecanismo conocido como filibusterismo para arremeter contra la reforma de salud de Obama.
Foto: Archivo

Houston, Texas – Después de su liderazgo entre los más conservadores del Partido Republicano para llevar al cierre parcial del Gobierno, el senador Ted Cruz ha perdido apoyo entre organizaciones que colaboraron en su campaña y muchos de sus votantes se arrepienten de haberlo elegido.

Después de su actuación en las últimas semanas, una encuesta de opinión del Centro Pew señala un descenso en la popularidad del promotor del bloqueo presupuestario en su intento de tumbar la reforma de salud del presidente Barack Obama.

Según el analista político Luis Salinas, profesor de la Universidad de Houston, Cruz perdió popularidad entre los texanos en general, sin embargo se convirtió en el héroe de los republicanos más radicales, tanto a nivel nacional como estatal.

“Dentro del Tea Party se ha convertido en un héroe, es mucho más popular que antes, pero fuera del partido ha sido visto como un republicano muy radical, que solamente está peleando por eliminar el ‘Obamacare'”, dijo hoy a Efe.

Rechazo fuera del “Tea Party”

Sin embargo, en su opinión, fuera del “Tea Party” hay republicanos que lo ven como un personaje delicado, que ha provocado divisiones internas entre los más conservadores y los moderados dentro del propio partido.

En los días previos a que comenzara el año fiscal 2014, el político llevó a cabo una maniobra de bloqueo parlamentario por la que permaneció más de 21 horas ofreciendo un discurso en la Cámara Alta para paralizar el proceso en el que se estaba debatiendo la extensión temporal de la financiación federal para evitar el cierre parcial del Gobierno.

Rechazo de líderes hispanos

Israel Martínez, líder republicano de la comunidad latina en Houston, dijo hoy a Efe que tal vez su inexperiencia, después de haber sido elegido para el cargo en las elecciones de noviembre de 2012, lo llevaron a este punto y se mostró en desacuerdo con su conducta.

Martínez comparó a Cruz con la senadora estatal Wendy Davis, quien también consiguió llamar la atención a “punta de mecanismos poco éticos”, después de ésta también recurriese este verano, como el senador republicano en Washington, al filibusterismo para impedir que se celebrase una votación.

Martínez agregó que al abogado de origen cubano le falta madurez política, aunque es un buen senador.

“Es una cara nueva y está usando la misma táctica de los demócratas de hablar, hablar y no dejar pasar nada, y todo lo que se imita no funciona”, consideró.

Según Salinas, muchos republicanos que votaron por él, lo hicieron porque creían que era hispano, y, aunque tiene raíces cubanas, nunca se ha considerado él mismo como uno de ellos.

El “Obamacare” es un tema de interés hispano y con esta actuación “sus electores hispanos se han dado cuenta de que él no apoya sus causas, como la salud o inmigración”, lo que también le ha restado apoyo popular.

El presidente de la Asociación de Negocios de Texas, Bill Hammond, dijo en declaraciones a la prensa que Cruz se equivocó al presionar por los recortes en el presupuesto federal y querer reajustar programas que los legisladores republicanos apoyan, y calificó de “poco realista” este comportamiento.

Esta crítica se suma a la del periódico Houston Chronicle, que retiró esta semana públicamente su apoyo al senador republicano.

Además, en un editorial de hoy, el diario aseguró que, cuando respaldaron a Cruz en octubre de 2012, también señalaron a pasados representantes del estado como Kay Bailey Hutchison, Lloyd Bentsen y Lyndon B. Johnson como un “modelo ejemplar para los legisladores de Texas en Washington” y recordaron que le sugirieron entonces que “imitara a estas respetadas personas”.

El profesor Salinas dijo que, curiosamente, este periódico siempre había publicado fotos que favorecían a Cruz, pero que en su ultimo editorial publicaron una foto en la que tiene cara de tristeza, como reflejo del sentir de muchos texanos que piensan que con esta política Cruz se olvidó de sus intereses por pelear contra el Obamacare.