¿iPhone a cualquier precio?

Muchos prefieren pagar menos por un iPhone que no sea el último modelo, pero que cumple con todo lo que necesitan.

Apple ha vendido 43.7 millones de iPhones en el primer trimestre del año, un 17% más que en el mismo periodo del año anterior. Es una cifra que ha dejado a muchos expertos con la boca abierta casi desde ayer cuando conocieron la cifra porque nadie pensaba que venderían más de 39 millones.

Según cuenta la revista Quatz, en parte es porque ha vendido en países emergentes muchos iPhone4S que tienen un precio más bajo que el 5S. Este modelo tiene ya tres años, ¡es muy viejo para los estándares de Apple! Los clientes en Asia, Latinoamérica o el Este de Europa han optado por este teléfono más viejo pero que tiene una tecnología muy competitiva a un precio más bajo. ¿Podría llegar la misma tendencia a Estados Unidos y poner en peligro una parte de los enormes beneficios de la compañía de la manzana?

Otra amenaza para el gigante californiano es la batalla legal que matienen Samsung y Apple a medida que luchan por la supremacía en el mercado de teléfonos multiusos, cuyo valor supera los $300,000 millones.

Apple ha sostenido ante la justicia, tribunales del gobierno y agencias regulatorias en el mundo que los teléfonos de Samsung en base al programa Android copian características vitales del iPhone. Samsung responde que algunas patentes de Apple no son válidas y que Apple también ha copiado tecnología de Samsung.

Ambas partes han ganado y han perdido escaramuzas legales durante los dos últimos años, y los analistas pronostican que los litigios seguirán durante meses.

La batalla actual es un mero anticipo de un juicio mucho más amplio dispuesto para marzo. Ese caso lidiará con productos más nuevos todavía en el mercado, mientras que el proceso actual es una batalla en torno a productos que tienen varios años y ya no se venden en Estados Unidos.