Encuádrate

Nueva York/EDLP — La histórica tela de cuadros, llamada en inglés plaid, ha conquistado las pasarelas y las calles.

Está presente para estos primeros días fríos, en forma de faldas, vestidos y blusas, y para los siguientes meses en forma de abrigos, chaquetas, bufandas, guantes y hasta calcetines.

De cuadros azules, amarillos, rojos o verdes, las camisas llamadas escocesas sorprenden menos, porque nunca se han ido del todo, aunque este año están por todas partes y en versiones formales e informales, mezcladas con otros estampados o con y sin mangas.

Ni ellos ni ellas se libran de esta tendencia british, que puede funcionar tanto para el día como para la noche, dependiendo de el corte y de la manera de combinarla.

Una regla que se le aplica a este estampado, al igual que a otros como flores o lunares, es evitar usar faldas o blusas de cuadros muy grandes si tienes unos kilos de más. Además es importante combinar el plaid con colores neutros, como el negro, y con prendas de cortes sencillos.

Entonces encuádrate y sácale el mejor partido a esta divertida moda.