Otra hispana grave tras cirugía estética en Miami

Linda Escanaverino tuvo que ser hospitalizada de emergencia luego de someterse a un tratamiento de aumento de nalgas
Otra hispana grave tras cirugía estética en Miami
En Miami ya se han reportado varios casos de mujeres que sufren complicaciones médicas luego de someterse a cirugías estéticas para aumentarse el tamaño de los senos o los glúteos.
Foto: Archivo

Miami – Una hispana tuvo que ser trasladada de emergencia a un hospital de Miami tras someterse a un tratamiento de cirugía estética en la clínica Vanity Cosmetic Surgery Center, a la que las autoridades ya habían abierto un proceso de investigación, informaron medios locales.

Linda Escanaverino se sometió el pasado 8 de noviembre a un tratamiento de aumento de nalgas en la citada clínica privada y permaneció más de ocho horas en recuperación, hasta que su madre, Consuelo Fuentes, alarmada, decidió llamar a la línea de emergencia 911, explicó el rotativo.

Según Fuentes, su hija se desvaneció dos veces y tenía la presión muy baja, pero sólo estuvo atendida por una enfermera que, además, intentó disuadirla de que no llamara al 911.

“Me tuvieron como diez horas sin hacer nada, perdiendo sangre. Tenían que haber llamado al 911“, señaló Escanaverino.

Éste no es un caso aislado en el sur de la Florida, pues en agosto pasado otra hispana residente en Miami, de 18 años, cayó en coma después de sufrir complicaciones durante una operación de aumento de senos en otra clínica de cirugía estética de la ciudad.

La joven sufrió graves daños cardíacos y cerebrales tras concluir la intervención de aumento de senos en la clínica privada Coral Gables Cosmetic Center, desde donde fue trasladada de urgencia al Hospital Mercy.

La queja formulada ahora contra la clínica Vanity Cosmetic Surgery Center se produce después de que en julio pasado se le practicara en este centro también un tratamiento de aumento de glúteos a Maribel Cardona, que murió poco después.

Al parecer Cardona se sometió a un tratamiento de dos horas denominado “brazilian butt lift”, que consiste en la liposucción de grasa de una parte del cuerpo del paciente para inyectarlo en los glúteos y aumentar su tamaño.

La paciente se empezó a sentir indispuesta cuando se la trasladó a una sala de recuperación.

Trasladada a un hospital de la ciudad, la hispana murió pocas horas después de un embolismo pulmonar, probablemente causado por restos de grasa que pasaron al torrente sanguíneo o por la formación de un coágulo de sangre en una pierna de la paciente.

Vanity Cosmetic Surgery Center, que cuenta con tres locales, unos quince médicos y todos los permisos para realizar este tipo de operaciones, según su página web, se anuncia como un centro de cirugía cosmética con el “objetivo de devolver la confianza en sí mismo de los pacientes que acuden con el deseo de modificar alguna parte de su cuerpo y ver sus sueños hechos realidad”.

Este suceso se suma a otro de abril pasado en el que una hispana de 28 años murió también tras someterse a tratamiento de aumento de nalgas en una clínica privada de Miami que, según las autoridades, sólo tenía permiso para operar como centro de belleza y masajes.

Suyima Torres falleció tras someterse en Cuerpos Health & Aesthetic a una segunda sesión en la que le inyectaron una sustancia para aumentar sus nalgas.

La joven se sintió indispuesta tras terminar la sesión de cirugía y fue trasladada de emergencia a un hospital, donde murió, al parecer, de una embolia pulmonar o fallo respiratorio.

La autoridades abrieron una investigación y buscan al supuesto médico, de origen venezolano y cuya identidad no fue revelada, que le practicó la cirugía de glúteos a la joven y que, supuestamente, le causó la muerte.