Los presos de antaño y los disidentes de hoy

Hace más de tres décadas – en 1978 y 1979 para ser preciso – a mi me toco cubrir la liberación de 3,600 presos políticos cubanos liberados por el régimen comunista. Recuerdo que en aquella época pensé que Castro había liberado a los presos porque él se sentía seguro que quedaban pocos en la isla que se opusieran al régimen tiránico que gobierna Cuba.

¡Que equivocado estaba! Los hermanos Castro no pueden gobernar sin presos políticos. Esa es la esencia de los regímenes totalitarios.

Jorge Luis García Pérez, a quien muchos conocen como Antúnez, es uno de los muchos valientes en la isla que están en contra del régimen y eso que cumplió 17 años y 338 días encarcelado. Antúnez y ciento de disidentes como él que han heredado los lineamientos en contra del régimen marcados por los miles de presos políticos de antaño.

Antúnez fue encarcelado el 15 de marzo de 1990. Raúl Castro pronunciaba un discurso cuando Antúnez los interrumpió a gritos dejando saber su oposición al gobierno comunista y exigir la libertad para los cubanos. Eso ocurrió en la ciudad de Placetas en la provincia de Villa Clara.

Antúnez fue condenado a seis años de cárcel, pero cumpliría muchos más porque no aceptó doblegarse a sus carceleros que decían que él era un preso común y no político.

“A mi me acusaron de difundir propaganda enemiga”, dijo Antúnez en una entrevista telefónica.

Antúnez ayudará a fundar el Movimiento Nacional de la Resistencia Cívica Pedro Luis Boitell, uno de los mártires del presidio cubano. Su esposa Yris Tamara Pérez Aguilera, es una activista en el Movimiento Rosa Parks por los Derechos Civiles.

Ambos son parte de un creciente número de disidentes en Cuba que cada día se suman a la protesta pacífica en contra del gobierno comunista.

Hace algunas semanas, Antúnez y su esposa pudieron viajar fuera de Cuba. El gobierno de Raúl Castro quiere mostrar que está moderando su postura en contra de los disidentes de la isla.

Antúnez habla de la nueva generación de disidentes. Ellos nacieron y se criaron bajo un férrea dictadura comunista; con gobernantes que viven como reyes y reprimen a todo un pueblo.

Dijo que el régimen no puede detener el avance de los disidentes porque ellos son pueblo – hombres y mujeres, blancos y negros, en ciudades de toda la isla

Según Antúnez, a pesar de las golpizas a mano de turbas castrista el número de disidentes en Cuba crece y hoy es más fuerte que nunca

Dice que el exilio le ha impresionado por su militancia y por su amor a Cuba. Pero él no quiere ser exiliado. El quiere regresar a continuar la lucha en Cuba. Dijo que estaba de acuerdo con el embargo y se opone a toda medida que le proporcione más dinero al régimen para que este pueda seguir oprimiendo al pueblo de Cuba.

El regresará a Cuba pronto, y es optimista porque en Cuba ve a muchos de los que fueron en misiones internacionalistas a Angola y Etiopia ahora reclamando libertades para el pueblo.

Antúnez y otros disidentes que he conocido en las últimas semanas me han impresionado. A pesar de la censura y la represión, la lucha por los derechos humanos y la democracia en Cuba crece a pasos agigantados. Ellos no cesaran su lucha hasta que todos los cubanos sean libres y vivan en un país donde exista un gobierno multipartidista, pluralista y democrático que respete los derechos humanos de todos.

Guimar123@gmail.com