Aconsejan a líderes mundiales no ir al entierro de Mandela

Gobierno de Sudáfrica advierte que tomen su consejo "muy en serio"
Aconsejan a líderes mundiales no ir al entierro de Mandela
Alegadamente, en este lugar no existe la infraestructura apropiada para que los Jefes de Gobierno puedan asistir de forma segura al entierro de Nelson Mandela.
Foto: AP / Schalk van Zuydam

Johannesburgo, 9 dic – El Gobierno de Sudáfrica recomendó hoy a los casi 100 jefes de Estado y de Gobierno que viajarán al país para homenajear a Nelson Mandela que no acudan el próximo domingo al funeral de Estado del expresidente en la pequeña localidad de Qunu (sureste), debido a la falta de infraestructura.

A nadie se le impedirá asistir. Sin embargo, recomendamos (no ir) por la envergadura de la operación y por el tamaño de las delegaciones debido a la limitada infraestructura en la zona”, declaró a los periodistas el ministro sudafricano de la Presidencia, Collins Chabane, en Johannesburgo.

El lugar de Qunu en el que Mandela será enterrado el próximo domingo solo puede albergar a 5,000 personas.

Según Chabane, citado por la agencia de noticias sudafricana Sapa, no hay capacidad para recibir más gente porque ese sitio se encuentra en un área poco desarrollada.

El ministro subrayó que los dignatarios extranjeros deberían “tomar la recomendación muy en serio”.

Cerca de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno asistirán mañana al servicio religioso oficial en memoria de Mandela, que tendrá lugar en el estadio FNB de Soweto (Johannesburgo), en el que se disputó en 2010 la final del Mundial de Fútbol, que ganó España.

Tras el oficio del martes, el féretro del expresidente desfilará por las calles de Pretoria del 11 al 13 de diciembre, para que los sudafricanos puedan despedirse de Madiba, como se conoce popularmente al exmandatario en su país.

También en Pretoria, en la sede del Gobierno de Sudáfrica, quedará abierta la capilla ardiente de Mandela.

El funeral de Estado se celebrará el próximo domingo en la pequeña localidad de Qunu, en el sureste del país, donde Mandela creció y quería ser enterrado.

Nelson Mandela falleció a los 95 años a última hora del pasado jueves en su domicilio de Johannesburgo, después de una larga convalecencia por afecciones respiratoria.