Cuomo se queda corto

Cuomo se queda corto
Governor Andrew Cuomo
Foto: Archivo

El gobernador Cuomo comenzará su cuarto año como mandatario del estado y posiblemente buscar su reelección, o inclusive perseguir aspiraciones más altas. En pocos años, Cuomo ha logrado cambios históricos desde la gobernación, desde cerrar e integrar instalaciones correccionales hasta la legalización del matrimonio del mismo sexo.

En cambio, le ha faltado esa agresividad en su agenda para los inmigrantes.

Por un lado, dos importantes medidas se encuentran estancadas en la legislatura estatal. Por una parte están los proyectos de ley Dream Act Ny y Dream Fund, que permitiría a los alumnos inmigrantes solicitar ayuda financiera del estado. La enmienda, que costaría entre $17 y 25 millones, un porcentaje minúsculo al presupuesto fiscal del estado de nueva York, no tiene posibilidad de convertirse en ley sin el apoyo de los copresidentes del Senado Jeffrey Klein, demócrata, y el republicano Dean Skelos. Aunque la medida pasó la Asamblea, no ha existido apoyo por parte de la oficina del Gobernador.

Por otro lado hay un impulso en torno a permitir que los inmigrantes indocumentados a obtener acceso a licencias de conducir, el gobernador también se ha mantenido mudo en cuanto al tema.

La propuesta de ley introducida por el senador José Peralta permitiría a los inmigrantes indocumentados obtener licencias de conducir estatales.

El acceso a la licencia aumentaría la seguridad pública. La identificación aseguraría que los inmigrantes que conducen lo hagan de manera legal y segura. El proyecto de ley promovería que los inmigrantes salgan de las sombras y tomen un rol más activo en el sistema socioeconómico del estado. Y para los trabajadores inmigrantes y sus familias al norte del estado que están aislados por el transporte público, este proyecto de ley haría una diferencia. Medidas similares ya se aprobaron en 14 estados y en Washington DC, muchos de estos con una fuerte base republicana.

Dar licencias a inmigrantes indocumentados y acceso a ayudas financieras para los Dreamers no deberían ser temas de politiqueo o partidistas.

Entendemos que la oposición de los republicanos y sus aliados demócratas en Albany son un obstáculo a estas medidas. Pero esto no es nada nuevo. Y Cuomo ha demostrado su astucia política y habilidad de unir a ambos bandos políticos en cuanto a leyes que por mucho tiempo fueron ignoradas.

Mientras alrededor de la nación otros gobernadores han encontrado enfoques comunes para avanzar sus agendas migratorias, Nueva York se está quedando atrás.

En 2014, Cuomo debe mostrar el mismo compromiso y fuerza política para los Soñadores y las familias inmigrantes que ha sido capaz de realizar en el pasado.