El Caribe tendrá un año de agitación política

El Caribe tendrá un año de agitación política
Mujeres haitianas repatriadas desde República Dominicana.
Foto: suministrada

Santo Domingo– Los dominicanos tendrán en 2014 un agitado panorama político, con la reestructuración de la dirigencia del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en la primera mitad del año y la definición del camino que seguirá el expresidente Hipólito Mejía luego de consumada su expulsión del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Se trata de las organizaciones mayoritarias al momento de movilizar a los votantes. El PRD obtuvo en las votaciones de mayo de 2012, con el expresidente Mejía como candidato, un total de 1,911,503 votos, para un 42.1%; y el PLD –que ganó con el apoyo de 13 partidos minoritarios que dieron el triunfo a Danilo Medina– 1,711,972 sufragios, para un 37.7%.

Como parte de su VIII Congreso Ordinario Comandante Norge Botello el PLD celebrará sus elecciones internas el domingo 12 de enero. En el proceso la organización aumentará de 25 a 35 los miembros de su exclusivo Comité Político y de 400 a 550 su Comité Central. Sólo para el segundo organismo compiten más de mil dirigentes.

Esto plantea una lucha interna en el PLD, una organización con un padrón de votantes de 2.2 millones de personas. Su presidente, Leonel Fernández, ya hace serios amagos de postularse para presidente de la República otra vez en mayo de 2016, con posibilidades de encabezar un cuarto mandato de cuatro años.

Mientras, la Comisión Política del PRD, un partido encabezado por Miguel Vargas Maldonado, tiene previsto iniciar sus convenciones el próximo 23 de febrero para concluir en el mes de julio con la elección de un nuevo presidente, los secretarios general y de organización, y los vicepresidentes y subsecretarios generales nacionales.

El 23 de febrero y el 23 de marzo se llevarán a cabo la primera y la segunda etapa de los Plenos de Frentes de Masas. El domingo 6 de abril las convenciones municipales en la región Este; el 27 de abril en el Cibao, el 11 de mayo en el Sur; el 1 de junio en San Cristóbal, Santiago y las seccionales del Exterior; el 15 de junio en la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional.

La renovación del PRD sin Mejía replantea al expresidente la necesidad de formar otra organización política si persiste en su interés de volver a ser Presidente de la República.

En el plano nacional en 2014 se espera la implementación del controversial “Plan de regularización de extranjeros” que anunció la gestión de Medina y que afectará sobre todo a decenas de miles de inmigrantes haitianos asentados en el territorio nacional.

El plan de regularización se aplicará para dar cumplimiento a la controversial sentencia del Tribunal Constitucional que despoja de la nacionalidad dominicana a hijos de inmigrantes haitianos que ya tenían ese derecho y, por lo tanto, estaban asentados en el Registro Civil.

Los puertorriqueños estrenarán 2014 con el debate sobre la reforma del Sistema de Retiro de los Maestros. El gobernador Alejandro García Padilla se ha quejado de que por cada dólar que el Estado destina a pagar las pensiones de sus educadores sólo recibe 17 centavos en aportaciones.

Mientras, la Federación de Maestros de Puerto Rico se mantiene en pie de lucha. El gremio acusa al gobernador de pretender que los futuros pensionados no tengan el bono de Navidad de 600 dólares; de medicinas, de 100 dólares, ni el de verano de 100 dólares. También denuncian las intenciones de limitar la aportación de 100 dólares al plan médico y de reducir de 600 a 200 dólares el bono navideño a los maestros que ya están jubilados.

Los datos oficiales apuntan a que al concluir el año fiscal en junio de 2014 el déficit en el plan de retiro será de 333 millones de dólares.

La confirmación del neoyorquino James Tuller Cintrón como nuevo Superintendente de la Policía será otro de los temas pendientes que los puertorriqueños tienen para 2014. El Senado tendrá hasta junio para hacerlo, con lo cual garantizaría la permanencia del funcionario en su cargo.

En Haití el hecho noticioso más destacado que se vislumbra para 2014 será la celebración de los comicios parciales legislativos y municipales que debieron llevarse a cabo en el año 2012.

En los últimos meses diversos sectores políticos y sociales se movilizan en protesta contra el gobierno de Michel Martelly para demandar la celebración de los comicios.

Ya la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) advirtió sobre la necesidad de celebrar los citados comicios antes de enero 2014, lo cual no fue posible.

Haití sigue padeciendo los efectos de la destrucción ocasionada por el terremoto de enero de 2012. Todavía el país más pobre del hemisferio no encuentra el camino de la recuperación total de la catástrofe agravada por una epidemia de cólera que mató a miles de personas.