Museo de Historia Natural educa en 3D

Por primera vez se exhibe un filme hecho con tecnología de tercera dimensión
Museo de Historia Natural educa en 3D
Fotografías de algunas de las imagenes que se muestran en el filme "Mysteries of the Unseen World", que se exhibe en 3D en el Museo de Historia Natural.
Foto: Fotos cortesia

Nueva York — Son muchas las cosas de la vida diaria que resultan invisibles al ojo humano, ya sea porque se mueven muy rápido, muy lento o también porque son muy pequeñas o grandes. La fascinante experiencia de poder descubrir estas dimensiones es el tema de la película “Mysteries of the Unseen World”, producida por National Geographic.

El filme realizado totalmente con tecnología de tercera dimensión, se empezó a proyectar esta semana en el American Museum of Natural History, es la primera vez que el museo exhibe de este tipo formato.

Cosas tan increíbles como la polinización de las flores por las abejas, la creación de una telaraña y el vuelo increíble de una libélula, son algunas de las experiencias captadas por la cámara del director Louie Schwartzberg, que indudablemente despiertan en el espectador una admiración nueva por lo que nos rodea.

A través del viaje de 40 minutos por el lente de la cámara, se genera una nueva percepción de las cosas ordinarias que nos rodean, y las que por lo general, nunca nos detenemos a analizar.

“Lo que quiero es que los niños se sientan inspirados, que abran sus ojos, que vean las cosas ordinarias de forma diferente, haciendo esto se vuelven más curiosos que es lo más importante para ser un científico o un empresario”, señaló el director Schwartzberg durante la presentación de prensa del filme.

“Tenemos una visión muy limitada cuando lo que vemos tiene 24 tomas por segundo. Para mí, este filme es más interesante que Spider Man, porque en esas películas todo eso es falso, pero esa araña tejiendo su red es real, y porque lo es puede inspirar a la gente a pensar diferente”, añade.

Las funciones de la cinta que promete divertir y educar a los visitantes del museo, se estarán realizando diariamente hasta junio de 2014.

“Mucha gente dice que después de ver esta película caminan junto a una flor y no la ven de la misma manera, la aprecian a un nivel diferente. Tenemos que ver el milagro de la vida que se está creando a través del planeta. Los humanos no podemos ser tan arrogantes para pensar que la forma en que vemos la vida es la única”, manifiesta Schwartzberg.

Con esta realización su director dice haber buscado una forma de explorar nuevos conocimientos, y utilizarlos para el beneficio de la humanidad y la protección del planeta.