Seguridad en Michoacán recae en hombre de confianza de Peña

Gobierno mexicano nombra a Alfredo Castillo como Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Regional en Michoacán
Sigue a El Diario NY en Facebook
Seguridad en Michoacán recae en hombre de confianza de Peña
El secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong (d), el gobernador del estado de Michoacán, Fausto Vallejo (c), y el recién nombrado comisionado para la Seguridad del estado de Michoacán, Alfredo Castillo (i), participan en una rueda de prensa en Ciudad de México.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.- Alfredo Castillo (Ciudad de México, 1975) es un hombre de confianza del presidente mexicano para resolver crisis. A su nombramiento de este miércoles como Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Regional en Michoacán preceden tensos momentos políticos en los que Enrique Peña se recargó en su hombro.

Desde 2010, este abogado, administrador y economista saltó desde la procuraduría de justicia del municipio de Cuautitlán Izcalli, conurbado de la capital mexicana, como un salvador del polémico caso de la muerte de la niña Paulette Gebara Farah.

Castillo sustituyó por órdenes de Peña, entonces gobernador del Estado de México, al procurador local Alberto Bazbaz, quien manejó hipótesis de secuestro y homicidio en la desaparición de la menor con discapacidad motriz, que luego apareció asfixiada en su propia cama.

Las inconformidades sobre el caso pusieron al gobierno mexiquense en el ojo del huracán justo cuando el hoy mandatario federal se encaminaba a la candidatura presidencial y Castillo cerró el caso como un accidente: Paulette se ahogo con las sábanas.

Castillo permaneció como procurador de justicia del Estado de México a lado del gobernador Eruviel Ávila hasta que en diciembre de 2012, tras la toma de posesión de Peña, escaló a la subprocuradoría de Control Regional y Procedimientos Penales, de la Procuraduría General de la República (PGR).

Tenía cinco meses en el cargo cuando fue removido para reemplazar a Humberto Benítez Treviño, en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), luego de un escándalo de abuso de poder popularizado en las redes sociales como “Lady Profeo” al que llegó como paliativo.

Andrea, la hija de Treviño, había usado la posición de su padre para ordenar a subordinados cerrar el restaurante de un ex migrante en Nueva York que operaba en la Ciudad de México, porque no se le atendió con la urgencia que ella requería.

Castillo es un funcionario preparado en tres universidades mexicanas: en la Autónoma Metropolitana del Distrito Federal estudió la licenciatura en Derecho; en la Iberoamericana, Ciencias Politicas y Admistración Pública; en la Escuela Bancaria y Comercial, Economía Financiera.

Entre 2002 y 2003, cuando tenía 27 años, fue parte del grupo de asesores del entonces titular de la PGR, Rafael Macedo de la Concha.

Diez años después, buscará poner fin al conflicto derivado de la expansión del crimen organizado y la aparición de grupos de autodefensas que peleaban palmo a palmo territorios ante la ausencia del actual gobierno que no intervino hasta el pasado lunes con el envío de soldados y policías federales.