De rojo por el corazón

Las pasarelas del NY Fashion Week se prestaron para una buena causa
De rojo por el corazón
La cubana Gina Torres, actriz de cine y tv, fue la representación latina del evento.
Foto: getty images

Nueva York — Una vez más el color rojo fue el protagonista de una noche de pasarela, donde famosas y diseñadores se unieron para concientizar sobre las enfermedades del corazón, las cuales siguen siendo la causa principal de muerte entre las mujeres.

“Como latinas, como mujeres, nosotras parece ser que siempre nos ponemos de último en nuestras vidas, siempre estamos detrás de la familia, los hijos, el marido, el trabajo, todo y no nos cuidamos”, comentó Gina Torres, la representación latina dentro de la lista de 20 celebridades que vestidas de rojo formaron parte del Red Dress Collection, desfile organizado cada año por la Asociación Americana del Corazón y ‘Go Red for Women’, como parte del NY Fashion Week.

La actriz cubana, famosa por su papel en la cinta “The Matrix” y madre de una niña de 6 años, contó que perdió a su suegro por problemas cardíacos, por lo que recomienda que las mujeres piensen en ellas primero, “porque sin nuestra salud no podemos cuidar de nuestros seres queridos”. Torres aconseja entonces, cambiar la forma de cocinar y empezar a hacer ejercicios.

Diseñadores latinos, como los afamados Carolina Herrera y Oscar de la Renta prestaron su talento para vestir a las participantes del desfile, que además de moda estuvo repleto de mensajes e información importante para las mujeres.

Sólo una de cada tres hispanas sabe que las enfermedades del corazón son la causa número uno de muerte entre ellas, por lo que eventos como este buscan que empiecen a tomar acción para detener este asesino silencioso, según señalaron voceros de la Asociación Americana del Corazón.

Al evento también asistieron mujeres de nuestra comunidad con historias que han cambiando sus vidas y las de sus familias. Tal es el caso de Paula Chávez, de 36 años y residente de Nueva Jersey, quien tenía el colesterol elevado y llegó a pesar 220 libras.

“Después de haber perdido a mis dos abuelos a causa de las enfermedades del corazón, y luego de enterarme que tenía el colesterol elevado dije basta, no puedo esperar a ser la próxima víctima”, contó Chávez, quien ahora pesa 140 libras y se ha convertido en entrenadora deportiva.

Para aprender a cómo cuidar tu corazón, puedes visitar la página http://www.goredcorazon.org