BMW actualiza el X3

La firma alemana realizó un restyling en su reconocido SUV mediano a través de cambios en su imagen, incorpora más elementos de confort y amplía su abanico mecánico.

BMW actualiza el X3
La nueva BMW X3 ha sido elevada hasta un nivel premium.
Foto: Conduciendo.com

En el cierre de la década del 90 apareció un segmento nuevo en el mundo automotor que se denominó sport utility vehicle (SUV), algo así como una combinación entre un modelo familiar con características de todoterreno pero encerradas en pequeñas dimensiones y capacidades de un utilitario. Si bien al principio ejemplares de este estilo sólo formaban parte de los portafolios de marcas generalistas, en 2003 BMW lanzó la primera X3 y elevó la vara hasta un nivel premium.

Poco más de diez años después, y a sólo cuatro de la llegada de la segunda generación, BMW decidió actualizarlo mediante modificaciones estéticas, la incorporación de mayor equipamiento y más opciones de propulsión.

En lo que respecta a su imagen, más allá de que mantenga las formas, esta actualización del X3 incorpora faros dobles redondos modificados (opcionalmente con tecnología LED) en la parte delantera, una parrilla ovoide doble de formas más marcadas, nuevas defensas, espejos retrovisores exteriores con luces intermitentes integradas, detalles y terminaciones cromadas en la carrocería, llantas de aleación ligera de varias formas y ópticas traseras renovadas.

Dentro de la cabina los cambios continúan y se potencia la apariencia de estilo deportivo gracias a la incorporación de aplicaciones cromadas, nuevos tapizados, una consola central de color negro brillante y nuevos portavasos.

En cuanto a tecnología, las novedades incluyen el botón de mando Controller del sistema iDrive con superficie táctil para introducir textos con la punta del dedo, el asistente para estacionar, la pantalla virtual BMW Head-Up Display, la función antideslumbramiento de los faros, y el Driving Assistant Plus, una aplicación que cuenta con el sistema de advertencia de abandono del carril, con la regulación activa de la velocidad con función Stop and Go y con la protección preventiva de peatones.

Fuera de la apariencia y el confort, el nuevo BMW X3 dispone de un abanico de cuatro motores diésel (18d de 150 CV; 20d de 190 CV; 30d de 258 CV y 35d de 313 CV) y de tres de gasolina (20i de 184 CV; 28i de 245 CV y 35i de 306 CV). Según sea la versión, de serie puede estar acoplada tanto una caja manual o una automática. En las variantes diesel, la 18d viene con tracción posterior, mientras que las demás son 4×4. En las de gasolina, solo permite optar la tracción la opción menos potente (20i).

La función Auto Start Stop, el modo de conducción de propulsión por inercia, la función de recuperación de energía de frenado y activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario, genera que los valores de consumo y de emisiones se haya mejorado en relación con el X3 anterior.

De esta manera BMW aggiornó al X3; un referente de su segmento que se actualiza para no ceder su lugar de privilegio en los diferentes mercados.